Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Me gusta trastear"

El cántabro Héctor Martín, primero en 'hackear' el sensor de juegos Kinect de Microsoft

Lo suyo es trastear con cacharros electrónicos, "eso es el hacking, aunque a veces se le da un significado peor". A sus 20 años recién cumplidos se ha convertido en el primero en hackear el sensor Kinect que permite jugar sin mando en la consola Xbox de Microsoft.

No es la primera vez que hace algo similar, le gusta trastear, como él dice. "Me fascina aprender cómo funcionan las cosas sin que me lo expliquen". Y así ha conseguido otros éxitos similares como hackear el mando de la Wii. "Otros consiguieron hacerlo con los botones, pero yo lo hice con el puntero, que era lo difícil. También conseguí que funcionara con un ordenador y no solo con la consola de Nintendo".

Martín Cantero vive en Castro Urdiales, aunque eso es circunstancial. Estudia en Barcelona, eso sí a distancia. "El próximo año acabaré la carrera de informática en la Universitat Oberta de Catalunya". Antes se pasó tres años en Estados Unidos,en donde mejoró su inglés y aprendió otras cosas. Su blog y su cuenta en Twitter es prácticamente toda en inglés. "Es el lenguaje universal".

Está encantado con los 3.000 dólares de la empresa norteamericana Adafruit, que fue quien lanzó el reto. "No es frecuente ganarse dinero con estas cosas. Me vendrán bien para comprar algún aparato".

Ahora ha enviado su currículo a una empresa británica dedicada al software libre. "Quizás me salga algo. También gané algún dinero fabricando una maquinita que arreglaba las consolas Wii, pero poco más".

Martín Cantero, marcan en la Red, http://marcansoft.com/blog/, tiene un blog informático escrito enteramente en inglés donde explica sus inventos informáticos. "El blog lo tengo un poco olvidado, lo último fue lo de la Play. La nueva, cuando salió, dejaban hacer lo que quisieras con ella. Escribí un elogio por eso, diciendo que era un ejemplo para todos los fabricantes. Luego la bloquearon, así que yo me he dedicado a devolver Linux a la Play, a la nueva y a todas las que hay".

No teme que haya represalias de Microsoft. "Con los periféricos no es problema, otra cosas son las consolas porque si les abres el sistema puede dar pie a la piratería".

Adafruit recompensaba con 3.000 dólares la apertura de Kinect y la puesta al dominio público de una solución en código abierto para usar el mando en cualquier ordenador y no únicamente en la consola de videojuegos. Adafruit al publicar el nombre del ganador explica que sometió su solución al chequeo de terceros y comprobó que efectivamente podía usarse en un portátil equipado con Linux. La recompensa finalmente, tras varias subidas, es de 3.000 dólares para el ganador y el convocante donará otros 2.000 a la Electronic Frontier Foundation.

El sitio explica que Héctor ha comentado que destinará parte del dinero a otros grupos de desarrollo de herramientas de hacker como Team Tweezers (sobre Wii) e iPhone Dev Team. Martín Cantero considera que estos grupos carecen de ingresos para adquirir y desarrollar herramientas y que muchas veces su afición, para ofrecer soluciones en abierto y gratuitas, resulta muy cara.

Microsoft había advertido de que el mando está equipado con sistemas físcios y lógicos para reducir la posibilidad de una alteración de su producto y que si ello se produce trabajará conjuntamente con las autoridades judiciales para impedirlo. En la explicación de su concurso, Adafruit incluía el aviso de Microsoft.

Hay un vídeo que prueba lo conseguido por Héctor Martín