Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google España afirma en una carta a Industria que Internet es libre en este país

El texto no alude a las declaraciones de su vicepresidenta

Google España ha remitido una carta al Gobierno en la que manifiesta que en España no se censura Internet. Aunque la misma está motivada por las afirmaciones de su vicepresidenta, Nicole Wong que, en dos declaraciones ante el Congreso de Estados Unidos, ha incluído España en una lista de países que censuran la Red, la mencionada carta no alude a sus palabras. La carta ha sido remitida al Ministerio de Industria. Google España afirma en la carta que tiene muy claro que en este país se respeta la libertad de expresión. "Desde Google queremos reiterar que no existe ningún hecho en la actualidad que haga considerar a España como un país en el que están limitadas las actividades que se desarrollan en Internet", afirma el documento. La carta está firmada por Bárbara Navarro, European Senior Public Policy and Government Relations Counsel de Google España y Portugal.

El conflicto surgió después que, por dos veces, la vicepresidenta de Google incluyera España en los ejemplos que dió al Congreso estadounidense de gobiernos que censuran Internet. Con la excusa de un incidente judicial aislado, la prohibición de dos blogs que pedían el boicoteo a productos catalanes por parte de un juez en 2007, la abogada Nicole Wong igualó a España con regímenes que aplican una represión sistemática y continuada sobre la Red, como China o Irán. Ayer mismo, Google España hizo público un comunicado en el que explicaba que "un juzgado español ordenó hace tres años el bloqueo de dos páginas de Blogspot, en un incidente del que se informó extensamente. Pero ocurrió sólo una vez. No ha vuelto a ocurrir y no tenemos problemas con España con respecto a libertad de expresión". En la carta remitida hoy, y dirigida a "Estimada Susana", Google España afirma que desean "reiterar que lo acontecido se trata de un hecho puntual y aislado. Quedo a su entera disposición para aclararle personalmente nuestra visión como compañía".Según fuentes del Congreso, las palabras de Wong pueden dañar seriamente la imagen de España ante los legisladores de EE UU.