Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La neutralidad de la Red agita a las grandes empresas de Internet

Las compañías firman cartas apoyando o criticando el proyecto norteamericano de regularla

Las grandes empresas de Internet toman posiciones ante el anuncio de la administración Obama de regular la llamada neutralidad de la Red, es decir que nadie ni ningún servicio pueda ser discriminado y que todos puedan disfrutar del mismo Internet.

El lunes, los directivos de compañías como Google, Amazon, eBay, Craigslist, Flickr, Mozilla, Skype o Sony, entre otros, remitían una carta a la máxima autoridad de la Comisión Federal de Comunicaciones defendiendo la neutralidad de la Red ya que el acceso sin discriminación de los usuarios a la misma ha impulsado una era de crecimiento económico y creatividad sin precedentes. Un Internet abierto, prosigue la carta, permite competir tanto a la gran corporación como al pequeño negocio. La carta termina aplaudiendo que se haya iniciado un proceso para asegurar que las cualidades que han llevado al éxito de Internet sean protegidas.

No es ésta, sin embargo, la primera carta que recibían en la citada comisión. La semana pasada, 44 compañías dedicadas a las telecomunicaciones y tecnología de redes, como Cisco, Alcatel, Nokia y Motorola habían remitido la suya advirtiendo que esta regulación puede crear más problemas que resolverlos. La carta afirma que el papel del Gobierno ha de ser la de apoyar la inversión, los empleos y las nuevas tecnologías y, advierte, reglamentos sobre la neutralidad en la Red pueden impedir a los proveedores de banda ancha ofrecer avanzadas y bien gestionadas redes. Un grupo de 72 congresistas demócratas también han manifestado su miedo a que estas reglas frenen las inversiones en ancho de banda.

Varios episodios preceden esta disputa entre los proveedores de contenidos y las empresas operadoras de las redes. Comcast, por ejemplo, fue advertida por la Comisión en 2008 para que dejara de penalizar el tráfico P2P. Comcast alegaba la necesidad de administrar la fluidez de la red. Este año, ATT ha criticado que el servicio de Google Voice compita con ella en tareas de operador sin estar sometido a la misma regulación y aprovechando sus inversiones en la Red.

Para los abogados de la neutralidad de Internet, si se acepta que las operadoras puedan administrar la calidad del servicio en función de quien lo esté empleando se terminará creando dos internets: uno para ricos, de más precio, y otro para pobres, más lento. Dentro de dos días, la citada comisión debe publicar su proyecto de reglamento.