Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una nueva polémica para la ley de Internet

Industria no tiene claro si la LISI incorporará un nuevo artículo que da poder a la SGAE para solicitar el bloqueo de contenidos "pirata"

El artículo 17 bis del anteproyecto de ley de Impulso de la Sociedad de la Información (LISI) es como el Guadiana, desaparece del texto con la misma facilidad con que se introdujo y sin previo aviso.

Esta modificación inesperada de la futura ley ha hecho saltar las alarmas de los internautas y las teleoperadores ya que instaba a que los proveedores de servicio bloqueasen los contenidos de sus clientes cuando determinadas asociaciones de autores y productores así lo solicitasen por considerar que se estaban violando su propiedad intelectual.

La polémica ha estallado. Los teleoperadorae se mostraban totalmente contrarias a ejercer de "policías y guardianes" de los derechos de autor, mientras que la Asociación de Internautas y la plataforma Todoscontraelcanon hablaba de "censura".

Las acusaciones contra el gobierno iban subiendo de tono, cuando repentinamente, la noticia es que el polémico artículo se ha retirado del texto de la LISI, que estaba previsto que se enviase al Consejo de Ministros para su aprobación esta misma semana.

Para más confusión, en el Ministerio de Industria tampoco están seguros de nada. "El artículo 17 bis ha estado en un borrador, pero ha habido muchos borradores", dicen fuentes oficiales de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y desarrollo de la Sociedad de la Información.

"No está claro si aparecerá definitivamente en el anteproyecto que se lleve al consejo", explican estas mismas fuentes, quienes tampoco se atreven a asegurar que el artículo 17bis se haya retirado definitivamente de la LISI.

Lo que pase mañana en el Consejo de Ministros es también una incógnita pues tampoco está claro si finalmente la LISI estará dentro de la orden del día.

Ante estos acontecimientos, la combativa Asociación de Internautas ha pedido una reunión urgente con la comisión permanente del Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (CATSI), el organismo que asesora al gobierno en estas materias, para que se le informe de las modificaciones que se quieren introducir en esta ley, que está teniendo una elaboración salpicada de escándalos.

Hay que recordar que en meses anteriores se creó otro gran revuelo cuando los expertos dieron la voz de alarma al considerar que el ley eliminaba la necesidad de una orden judicial para poder retirar contenidos web, un asunto que a se ha aclarado definitivamente al introducir en el anteproyecto una mención expresa a la necesidad de una intervención de un juez en este sentido.

Pero los problemas del secretario de estado para la Sociedad de la Información, Francisco Ros, aún no se han resuleto. Además de la LISI, aún tiene que zanjar otro asunto que no ha caído nada bien a la opinión pública: el canon digital.