REVISTA DE WEBS

Casi todas las páginas basura salen de unas pocas cabezas

Con el consentimiento de las redes de publicidad on-line, según un informe de Microsoft que no cita a Google expresamente

¿Quién ha dicho Google?

Leemos en The New York Times que un equipo de investigación científica de Microsoft ha hurgado a base de bien en la red-basura, en la miríada de páginas falsas que se crean de forma automática para engañar a los buscadores y dirigirlos a las páginas que más paguen cuando se introducen determinadas palabras (ya sabes qué: sexo, juego on-line y otros negocios rápidos en Internet). No es que el fenómeno de estas granjas de links, que manipulan a los motores de búsqueda para convertirlos en anuncios, sea nuevo, sino que la noticia está en quién la origina: un grupo relativamente pequeño de personas y compañías se dedican a crear las páginas falsas (la mayoría de las incluidas en esos listados manipulados parecían venir de sólo dos compañías de alojamiento web)... con el consentimiento culpable de las grandes redes de publicidad contextual (curiosamente no mencionan a la más importante, Google AdWords). Y con el de los anunciantes, claro.

Zorro precavido vale por dos

La fundación Mozilla, organización que está detrás del navegador Firefox, utiliza desde esta semana una táctica ligeramente distinta a la tradicional en la lucha constante para cerrar los agujeros de seguridad que el programa, como todos los programas, tiene. En el nuevo enfoque del asunto, Mozilla ha utilizado desde el sábado a su potente red de probadores (betatesters, los llaman) para que sometan a los seis nuevos parches de seguridad del zorro de fuego (o el panda rojo, como quieras) a todo tipo de perrerías. Se trata de ganar en calidad, sin perder en rapidez.

Polacos, chinos y rusos, más rápidos que el MIT

El fin de semana no ha dado para mucho más. En el capítulo de cierre nos enteramos de que el concurso de la ACM, algo así como la real-academia-mundial-de-la-programación, ya tiene ganadores. En la fase final de esta competición anual, a la que se presentan 6.000 equipos de programadores universitarios de todo el mundo, eran ya sólo 68 los grupos que se enfrentaban. Y ganaron los polacos de la Universidad de Polonia. Justo detrás, los chinos de la Universidad de Tsinghua, y los rusos de la Universidad politécnica de San Petersburgo. El MIT se conformó con el cuarto puesto. Nada más para el lunes, excepto el último avance en la lucha contra el cambio climático... el cambio automático ¡para bicis!. No te rías: lo fabrica Shimano y podría ser un auténtico superventas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS