Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Permitido llamar en el hospital

Un exhaustivo estudio concluye que los teléfonos móviles no interfieren con los aparatos médicos

"Prohibido móviles". Un cartel clásico en los hospitales y centros médicos, que suele ir colgado junto al de "no fumar", podría desaparecer si los gerentes de esas instalaciones se creen lo que afirma un estudio reciente, realizado en Estados Unidos, que asegura que los teléfonos celulares no causan interferencias en los dispositivos médicos. Eso sí, el estudio sí ha detectado algunos otros gadgets que sí provocan consecuencias indeseadas.

Como por ejemplo, el de un reproductor portátil de CDs que alteraba la lectura de un electrocardiograma cuando se utilizaba cerca de éste. Poco más dentro de los centros médicos. Eso sí, el exhaustivo estudio de prueba realizado en la clínica Mayo de Rochester, Minnesota, ha descubierto también que fuera de los hospitales el mundo electrónico tiene sus peligros.

Como el de que algunos dispositivos anti robo de los instaladios a la salida de las tiendas provoquen interferencias en aparatos tan sensibles como desfibriladores o -peor aún- en marcapasos.

Volviendo al móvil, las 300 pruebas realizadas junto a 192 aparatos médicos distintos, y durante cinco meses, no han encontrado rastros de interferencias o disfunciones. Claro que los gerentes de los hospitales tienen más motivos para seguir prohibiendo su uso: los enfermos siempre necesitan descansar.