Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ségolène Royal y Le Pen llevan la campaña por la presidencia de Francia a 'Second Life'

El candidato del Frente Nacional fue el primero en abrir una sucursal de su partido en este mundo virtual en el que 2,7 millones personas llevan una segunda existencia

La carrera electoral por el Elíseo, que en Francia absorbe prácticamente toda la atención mediática desde hace meses, ha dado un paso más y se ha extendido al mundo virtual con la llegada de la socialista Ségolène Royal y del ultraderechista Jean-Marie Le Pen a Second Life, el juego virtual en el que casi tres millones de personas viven una segunda vida al salir de sus trabajos.

Le Pen fue el primero en abrir una sede de su partido, el Frente Nacional (FN), en Second Life, el 5 de diciembre pasado. Situó su local en un enorme centro comercial estadounidense pero tuvo que desalojarlo por las presiones de sus críticos. De poco le ha servido el cambio, pues ante las puertas de su nuevo sitio virtual también se han producido manifestaciones en su contra.

Y es que la llegada del FN ha gustado poco a algunos "residentes", que se han manifestado con pancartas del líder ultraderechista adornado con un bigote hitleriano. Han llegado a pedir a los creadores de Second Life, la empresa estadounidense Linden Lab, que lo expulsen.

Pero, a pesar de los resultados de la experiencia, su contrincante socialista, Ségolène Royal, decidió seguir sus pasos el pasado día 13. "Buenos días, estoy contenta de inaugurar el 748 comité Deseos de futuro en Second Life", anuncia una sonriente Royal delante de un ordenador en el vídeo de presentación del nuevo espacio. La experiencia es ideal para desarrollar la "democracia participativa" que preconizo, dice.

En el "magnífico edificio" de ultradiseño virtual construido de acuerdo con las "normas de alta calidad medioambiental" se van a desarrollar "los mismos debates participativos sobre el proyecto presidencial" socialista, afirma la auténtica Royal en el vídeo colgado en la página http://desirsdavenir-secondlife.net. Por tanto, venid muchos y me encontrareis", subraya Royal, cuyo "avatar" aún no ha sido visto en el 748 comité Désirs d''avenir, donde los encargados de recibir a los visitantes lucen camisetas con el lema: El futuro no se hará sin ti.

El representante de Sarkozy cree que la iniciativa es "ridícula"

El que no se ha apuntado a la moda es el candidato conservador del partido en el Gobierno, Nicolas Sarkozy, que disfruta de una ligera ventaja sobre Royal en las últimas encuestas. Lo ha asegurado de forma categórica el secretario nacional de su partido, Yves Jégo.

Para él, es "ridículo" llevar la campaña electoral a las presidenciales a un mundo virtual frecuentado mayoritariamente por anglosajones. Según las últimas estadísticas, el 45,3% de los residentes de Second Life son estadounidenses; el 10,1%, británicos; el 4,4%, canadienses; el 3%, australianos; el 1,6%, argentinos; el 0,4%, indios; el 0,3%, chinos y el 34,9%, de otros 90 países diferentes.

Los analistas, como Jean-Michel Thénard, editorialista del diario de izquierdas Libération, creen que esta experiencia virtual de Le Pen y Royal está más enfocada a la imagen que al convencimiento de que será determinante para sus campañas pues, en realidad, se trata de un terreno político marginal. Es una forma de proyectar una imagen de modernidad, aseguran.