Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las redes sociales también son para los ricos

aSmallWorld pretende reproducir el éxito de MySpace y otros sitios similares creando un club exclusivo

Puede que un club con un millón de integrantes no parezca demasiado exclusivo, pero si hablamos de un planeta de 6.000 millones de habitantes, y de Internet, la cosa cambia. A Small World (http://www.asmallworld.net/) es una red social al estilo de MySpace, pero con espíritu de élite: Naomi Campbell, Ivanka Trump o Tiger Woods son algunos de sus usuarios.

"Son gente extremadamente sociable, muy cultivada y exitosa", en palabras de Louise Wachtmeister, cofundadora del portal junto con su esposo Eric, recogidas hoy por el diario CincoDías.

La idea de los creadores es que no crezca más allá de un millón de integrantes -actualmente son 150.000-. Una cifra suficiente, según explican, para asegurar que la distancia personal entre ellos y cualquiera de los integrantes sea de tres grados, es decir, que cualquiera conoce a alguien que conoce a alguien que, a su vez, conoce a los fundadores.

Por ello, sólo un 10% de los usuarios tienen privilegios suficientes para invitar, en función de su antigüedad, de lo activos que sean y del prestigio de sus propios contactos.

Información sobre ocio

La principal utilidad de aSmallWorld es que facilita el intercambio de información relevante, en palabras de la cofundadora. Sobre todo, respecto a las cuestiones que le interesan a cualquier miembro de un club de élite. ¿Cuáles son los mejores hoteles, restaurantes o viajes? ¿Conoces a un buen dentista en Berlín?

También hay espacio, claro, para los debates sobre política, religión y sociedad. E incluso hay espacios reservados para hacer negocios o para encontrar empleo, aunque se cuentan entre los menos visitados, y tiendas on-line en las que, por supuesto, los reyes son los productos de lujo.

Las discusiones siempre deben realizarse de manera educada, y si son públicas, en inglés. Y si un miembro se excede, ni siquiera recibirá una amonestación. Simplemente encontrará, la siguiente vez que entre en la red, con que no puede superar su statu de invitado. Y con que tendrá que hacer méritos para recuperar su grado de socio.

La pertenencia al club es gratuita, aunque su cofundadora adelanta que en unos 12 meses ofrecerán servicios extra a quienes paguen una suscripción. Y mientras tanto, se financia exclusivamente mediante publicidad de nombres como Jaguar, Bombardier Flexjet, Audi, Forbes, Mont Blanc, Moët & Chandon...

Una comunidad cosmopolita

La media de edad de los usuarios es de 35 años, con un 36% entre los 26 y los 30. En cuanto a su procedencia, la gran mayoría reside en grandes ciudades de Europa. Sobre todo en Reino Unido, Alemania y EE UU. Los españoles son minoría aunque crecen rápidamente, según CincoDías, y ya son unos 6. 000.Hay un gran porcentaje ( 24% ) de miembros que no declara su profesión, aunque abundan los procedentes del mundo financiero ( un 7% se dedica a la banca de inversión) . No en vano, el propio Erik Wachtmeister procede de ese sector. Y 12.000 de los miembros son altos directivos.Como en buen club exclusivo, hay muchos nombres con relumbrón: Andrea Casiraghi, Emanuele Filiberto de Saboya, María Zurita, sobrina del rey Juan Carlos, y Carla Royo Villanueva, esposa del príncipe Kubrat de Bulgaria.

Más información