Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un nuevo plan de CyT aumentará el gasto en Investigación y Desarrollo al 1,4% del PIB

Se incrementará un 42% respecto a este ejercicio

Piqué ha presentado a las Comunidades el borrador del "Plan Nacional de I+D+innovación (I+D+i) 2004-2007", que prevé que el gasto en este ámbito pase de los 4.000 millones de euros actuales a unos 5.680 millones. Durante el acto, se ha aprobado por unanimidad un documento en el que se definen los mecanismos de cooperación entre la administración general del Estado y las Comunidades Autónomas en materia de investigación, desarrollo e innovación.

El ministro ha garantizado un gran esfuerzo por parte del sector público, al tiempo que ha reclamado lo mismo del sector privado, tras expresar su confianza en que al final de la década al menos dos terceras partes del gasto en innovación correspondan al mundo empresarial. Asimismo, ha puesto un énfasis especial en subrayar la importancia de la modificación del marco fiscal para los gastos que las empresas realicen en I+D+i, mientras ha aclarado que el Ministerio de Ciencia expedirá certificaciones de esos gastos para que las empresas los presenten en la Agencia Tributaria.

El borrador del plan pretende alcanzar una media de cinco investigadores por cada mil ciudadanos en activo, según los datos facilitados por el Ministerio, que ha destacado el esfuerzo realizado durante los últimos años en este sentido. Entre las novedades del nuevo Plan, destacan las acciones "horizontales", que incluyen el fomento de la cultura científica, las grandes instalaciones y los programas internacionales, aunque esas acciones se integrarán en acciones "verticales." Esas áreas "verticales" serán las ciencias de la vida; recursos naturales y tecnologías agroalimentarias y medioambientales; ciencias del espacio; matemáticas y física; energía, química, materiales, diseño y producción industrial; seguridad y defensa; tecnologías de la sociedad de la información; transporte y construcción; humanidades; ciencias sociales; y económicas.

Las Comunidades Autónomas ya han comenzado a cooperar en el Plan con aportaciones en la elaboración del borrador a través de un grupo de trabajo. Entre los mecanismos de coordinación previstos con las autonomías destacan la creación de centros de competencia, la cofinanciación de convocatorias específicas del Plan Nacional, la creación de una infraestructura científico-técnica, el apoyo a la Red Iris, la participación internacional, y la divulgación científica y tecnológica.

Aún si se consiguiera el objetivo que ambiciona este plan, España seguiría lejos del promedio que se ha fijado la UE para que ese gasto ronde el 3% en el año 2010.