Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Conectarse a Internet de camino a la cima del Everest

Un 'sherpa' planea abrir en marzo un cibercafé en el campamento base de la montaña más alta del mundo

Cuando se levanta por la mañana, usted si lo desea puede conectarse a Internet desde su casa. Si viaja a alguna ciudad exótica, es posible que pueda hacerlo desde un cibercafé. Es más, incluso podrá leer su diario digital favorito en algunos aviones, a 10.000 metros de altura. Pero por si esto fuera poco, dentro de un tiempo también tendrá acceso a Internet a mitad de distancia, en el campamento base del Everest, si es que le place escalar la montaña más alta del mundo y poder contárselo por correo electrónico a sus amigos al instante.

A más de 5.000 metros de altura, en el lugar donde acampan las expediciones antes del asalto a la cima, es donde Tsering Gyalzen pretende abrir en marzo un cibercafé para los alpinistas. Para ello necesitará cerca de 40.000 euros, de los que ya ha conseguido la mitad, además de gran parte del material, que ha sido donado por varias empresas.

Gyalzen, un licenciado en ciencias de 33 años que a la sazón es también sherpa, ha declarado a la BBC que ya lo tiene todo listo, a falta del permiso de las autoridades chinas para instalar los equipos con los que realizar la conexión. Hasta obtenerlo, se dedica a construir un refugio a dos horas de distancia del campamento para la máquina que se conectará vía satélite con la Red, para luego enviar la señal por radio a los ordenadores del cibercafé.

Gyalzen espera prestar servicio a los miles de expedicionarios que intentan cada año escalar los 8.848 metros del Everest. El cibercafé operará como una ONG que dedicará sus ingresos a subvencionar la limpieza de residuos sólidos en la montaña.