El virus de la viruela del mono circulaba ya en Madrid en abril

La comunidad afirma que un paciente experimentó síntomas en la segunda mitad del mes. Los expertos consideran que hubo casos que pasaron desapercibidos hasta la alerta sanitaria

Pacientes en la recepción de Urgencias del Hospital 12 de Octubre, en Madrid, el miércoles.
Pacientes en la recepción de Urgencias del Hospital 12 de Octubre, en Madrid, el miércoles.Kike Para

Los datos disponibles sobre el brote de viruela del mono detectado en Madrid, que también afecta a otras capitales europeas como Londres y Lisboa, revelan que el virus que causa la enfermedad empezó a circular por la ciudad en la segunda mitad del mes de abril, aunque la mayor parte de los contagios conocidos se produjeron en torno al fin de semana del 7 y 8 de mayo. Así lo afirman los responsables sanitarios de la Comunidad de Madrid y de dos hospitales de la región. Según los últimos datos disponibles por el sistema de alertas, las pruebas PCR han confirmado siete casos y hay otros 29 considerados sospechosos.

“Las infecciones conocidas empezaron a detectarse la semana pasada y han crecido de forma importante durante los últimos días, aunque tenemos constancia de un paciente que empezó a desarrollar síntomas a finales del mes de abril”, ha explicado a EL PAÍS la directora general de Salud Pública de la Comunidad, Elena Andradas.

El Centro de Salud Sandoval de Madrid, en el distrito de Chamberí, empezó a recibir a finales de la semana pasada (sobre los días 12 y 13) un goteo de casos de personas con síntomas pseudogripales (fiebre elevada, dolores intensos....) y una llamativa erupción cutánea que desarrolla ampollas que suelen evolucionar hacia la formación de pústulas. Este es un centro de referencia para las enfermedades de transmisión sexual (ETS), aunque la viruela del mono no es considerada como tal: el contagio se produce por contacto estrecho entre dos personas, no solo por vía sexual.

“Tras recibir la alerta del Reino Unido sobre los primeros casos allí, después de crecer el número de casos y avanzar en las encuestas epidemiológicas, se ha hecho evidente que estos pacientes podían sufrir la viruela del mono. Pero antes de eso era muy difícil diagnosticarlo. No había noticias de que el virus estuviera circulando ni es una infección que hasta ahora se haya asociado a los hombres que mantienen relaciones con otros hombres. Por tanto, en lo primero que piensas en estos pacientes es en alguna ETS que produzca erupciones cutáneas, como puede ser la sífilis, o en otras dolencias como la varicela”, explica Julio Mayol, director médico del Hospital Clínico de Madrid, del que depende el Sandoval y que atiende parte del centro de Madrid.

La incubación del virus de la viruela del mono suele durar entre 6 y 13 días, aunque en algunos casos se prolonga durante tres semanas. Esto supone que el contagio de los primeros pacientes que acudieron a este centro de salud se produjo en los primeros días de mayo o los últimos de abril. “Seguro que antes hubo algún caso que pasó desapercibido. Nosotros tuvimos un paciente a finales de abril con síntomas que ahora relacionamos con la viruela del mono. Lo que ocurre es que, como la enfermedad tiene casi siempre buena evolución y remite sola, no investigas más allá”, añade Mayol.

Los siete primeros casos confirmados por prueba PCR del Centro Nacional de Microbiología (CNM) corresponden a los primeros pacientes atendidos en Sandoval.

Santiago Moreno, jefe de enfermedades infecciosas del Hospital Ramón y Cajal —que atiende la parte noreste de Madrid—, apunta que los pacientes sospechosos atendidos en este centro empezaron a presentar síntomas durante el pasado fin de semana, por lo que en este caso los contagios debieron producirse “a primeros de mayo”. “Aunque ahora es cierto que recuerdas algún caso con síntomas compatibles de hace unos 10 días, por lo que es probable que los primeros contagios se produjeran antes. En Madrid nunca se había diagnosticado un caso de viruela del mono. Lo lógico es que, al ver un paciente con fiebre y erupción cutánea, pienses en 10 cosas antes, como la sífilis, la varicela o incluso un herpes”, relata Moreno.

El calendario del brote en Madrid ha corrido en paralelo al de Londres, la otra gran ciudad europea con más infecciones confirmadas hasta el momento, con nueve (Lisboa tiene cinco). El Reino Unido ha declarado hasta ahora un caso importado en una persona procedente de Nigeria (el 7 de mayo), dos agrupaciones (dos personas que comparten vivienda el día 14 y cuatro hombres el día 16) y otros dos el pasado miércoles. El hecho de que no exista ningún vínculo epidemiológico entre los distintos grupos lleva a las autoridades a pensar que existen cadenas de contagios no identificadas. Los dos primeros casos empezaron a desarrollar síntomas el 29 y el 30 de abril.

50% de descuento

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites

Sobre la firma

Oriol Güell

Redactor de temas sanitarios, área a la que ha dedicado la mitad de los más de 20 años que lleva en EL PAÍS. También ha formado parte del equipo de investigación del diario y escribió con Luís Montes el libro ‘El caso Leganés’. Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS