Los nuevos tratamientos para la covid seis olas después

El avance de la ciencia ha permitido a los sanitarios contar con nuevos fármacos para combatir un virus del que hace dos años no se sabía nada. En este vídeo explicamos cómo ha aumentado esta lista en los últimos meses

De izquierda a derecha: el antiviral Remdesivir, pastillas antivirales contra la covid y anticuerpos monoclonales.Vídeo: P. CASADO / A. NIETO / E. ORTIZ

Cuando la pandemia golpeó a los hospitales por primera vez, colapsando sus UCI y desbordando al personal sanitario, los médicos se enfrentaron prácticamente a ciegas a un enemigo desconocido para el que no había tratamiento. Seis olas después, el avance acelerado de la ciencia no solo ha permitido la distribución de varias vacunas o la fabricación de test de antígenos que se pueden comprar en farmacias, sino que ha dotado a los especialistas con nuevos fármacos en su lucha por evitar el riesgo de hospitalizaciones y muertes.

“Por fin tenemos bastantes fármacos específicos contra el virus. Hasta ahora solo teníamos aquellos que trataban la fase posterior de la enfermedad, cuando el paciente estaba en una fase inflamatoria. Teníamos que esperar a ese momento para poder tratarle”, explica Elena Múñez, de la Sociedad Española de Medicina Interna y adjunta de medicina interna de la unidad de enfermedades infecciosas del Hospital Puerta de Hierro de Madrid. Ahora el arsenal de fármacos contra la covid cuenta con medicamentos como el Remdesivir, un antiviral que fue diseñado para combatir el ébola y que ha mostrado eficacia en pacientes ambulatorios; las pastillas antivirales, como el Molnupiravir y el Paxlovid, que llegarán pronto a España; o los nuevos anticuerpos monoclonales diseñados contra el coronavirus. Todos atacan al virus antes de que provoque la respuesta inmunitaria excesiva que puede comprometer la vida de los pacientes de riesgo.

Puede encontrar estos y otros datos en el vídeo que acompaña esta información.

Cada medicamento está indicado para un tipo de enfermo. “Los anticuerpos monoclonales ahora mismo están reservados para pacientes que están en una situación grave y que tienen una serología negativa, es decir, que no han desarrollado una respuesta inmune frente al virus”, señala Jesús Sierra, portavoz de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria. Este grupo de fármacos ganó notoriedad cuando en octubre de 2020 Donald Trump fue tratado con uno de ellos, Regeneron, de manera experimental. El entonces presidente estadounidense lo llamó “una cura”, aunque entonces la evidencia era escasa. De hecho, el lunes Estados Unidos tomó la decisión de dejar de usar este tratamiento después de que su agencia del medicamento, la FDA, asegurara que no es eficaz contra la variante ómicron, que acapara el 99% de los casos de covid de ese país, según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades. El mismo organismo señaló que otra terapia con anticuerpos monoclonales, el sotrovimab, sí parece funcionar con esta variante.

Con los paciente más graves, “el virus ya se ha replicado y lo que vemos son las consecuencias de la inflamación”, recuerda Pablo Vidal, de la Sociedad Española de Medicina Intensiva. En esta fase tienen un papel clave corticoides como la Dexametasona. Este medicamento fue precisamente uno de los primeros que demostró que salvaba vidas frente al coronavirus.

Este martes, el Ministerio de Sanidad español notificó 114.877 nuevos contagios y 382 fallecidos. Respecto a la presión hospitalaria, 19.314 personas permanecen ingresadas con la covid-19, 303 menos que ayer. En UCI, la ocupación desciende siete décimas hasta el 23,2%. De cada 100 pacientes que hay en las UCI, 23 tienen coronavirus. En total, 9.395.767 personas se han contagiado y 92.376 han muerto desde el comienzo de la pandemia.

Normas

Más información

Archivado En