CRISIS DEL CORONAVIRUS

Bruselas pide a Netflix que limite su servicio para evitar el colapso de Internet

La Comisión Europea recomienda a las operadoras telefónicas que frenen las aplicaciones y servicios menos imprescindibles

El acceso a Internet es uno de los grandes alivios para afrontar las medidas de confinamiento del coronavirus y esencial para facilitar el trabajo y el estudio a distancia. Pero la propagación de la Covid-19 amenaza también esa vía de escape para el ocio y la actividad laboral. La Comisión Europea ha alertado este miércoles del riesgo de colapso de la infraestructura de Internet por el aumento de la demanda de capacidad. El organismo comunitario ha pedido a las grandes plataformas de streaming, como Netflix, que rebajen la calidad de sus emisiones para consumir menos ancho de banda, y ha recomendado a las operadoras de telefonía que discriminen el tráfico de datos para dar prioridad al flujo más imprescindible.

“La distribución anormal del tráfico corre el riesgo de poner la infraestructura de Internet bajo tensión justo cuando la necesitamos para estar operativa al mejor nivel posible”, ha señalado el comisario europeo de Industria, Thierry Breton, tras una conversación con el consejero delegado de Netflix, Reed Hastings. Breton ha intentado convencer al directivo de la popular plataforma de cine online (51,7 millones de clientes en Europa, Oriente Medio y África) de la necesidad de que rebaje temporalmente la calidad de transmisión (de alta definición a definición estándar) y adapte el flujo a la situación de la red para evitar las horas laborales más intensas.

“El comisario tiene razón al destacar la importancia de garantizar que Internet continúa funcionando sin problemas durante este momento crítico”, ha indicado un portavoz de Netflix. La misma fuente añade que “durante muchos años, nos hemos centrado en la eficiencia de la red, incluyendo el suministro de forma gratuita de nuestro servicio de conexión abierta (open connect) a las empresas de telecomunicaciones”.

La negociación entre Bruselas y el gigante estadounidense no parece haber concluido. Y Breton tiene previsto telefonear de nuevo a Hastings en los próximos días. Pero haya acuerdo o no, la Comisión Europea ya ha decidido recurrir a los instrumentos legales a su alcance para contener la explosión de la demanda, al menos en las horas más necesarias para la labor de hospitales, administraciones, escuelas o universidades, mientras gran parte de la actividad siga copada por el teletrabajo.

Breton propone a las operadoras de telefonía que utilicen el reglamento comunitario sobre servicio universal y derechos de los usuarios para regular el tráfico y frenar el flujo que no sea imprescindible en ciertos momentos, como puede ser la transmisión de una película. El reglamento permite en casos excepcionales bloquear, ralentizar, alterar, restringir, interferir, degradar o discriminar los contenidos, servicios o aplicaciones.

El bloqueo de datos es aceptable, según el reglamento, cuando sea necesario “preservar la integridad y la seguridad de la red” o para “evitar la inminente congestión de la red y mitigar los efectos de congestiones de la red excepcionales o temporales”. Breton considera llegado el momento de aplicar esa regulación excepcional para evitar un colapso de impredecibles consecuencias económicas y sociales.

“Europa y el mundo entero están afrontando una situación sin precedentes”, ha señalado el comisario europeo. “Los gobiernos, para reducir la propagación del Covid-19, han adoptado medidas para reducir el contacto social y han animado al teletrabajo y a la educación online. Las plataformas de streaming, las operadoras de telecomunicaciones y los usuarios, todos tienen una responsabilidad conjunta para adoptar medidas que garanticen el correcto funcionamiento de Internet durante la batalla contra el virus”, ha pedido Breton.

La Comisión pide que los ciudadanos hagan un uso “responsable” de los servicios de ocio a través de Internet y que procuren reducir el consumo de datos y en su lugar, prioricen el uso de conexiones wifi. Bruselas y los reguladores nacionales del sector han establecido un mecanismo de supervisión para verificar la situación del tráfico de Internet en cada Estado miembro y poder adoptar medidas expeditivas en caso de que se alcance una congestión insostenible en algún punto de la red.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete