Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento Europeo llega a España para investigar la Ley de Costas

Una delegación de la Eurocámara aterriza en Madrid para investigar las 76 quejas que ha recibido por la aplicación de esta normativa

Vista de las viviendas con amarres en los canales de Empuriabrava ( Girona) , afectados por la ley de costas.
Vista de las viviendas con amarres en los canales de Empuriabrava ( Girona) , afectados por la ley de costas.

El malestar con la normativa española de costas ha llegado al Parlamento Europeo. Una delegación de la Eurocámara aterriza mañana en Madrid para investigar las 76 quejas que ha recibido por la aplicación de esta ley. Los diputados se reunirán con el Gobierno, con organizaciones medioambientales y con los afectados para dilucidar si la ley española vulnera los tratados de la UE.

Las denuncias recibidas en Bruselas sobre la anterior Ley de Costas —el Congreso de los Diputados ha aprobado ya una reforma, pendiente de ratificación— son variadas. Una buena parte proviene de propietarios de viviendas en el litoral que ven amenazados sus bienes porque la normativa no garantiza su supervivencia o su protección medioambiental. Antes de la reforma, más de 10.000 viviendas estaban abocadas al derribo porque expiraba la concesión otorgada a esas construcciones antes de 1988. Ahora el problema está parcialmente resuelto porque se van a conceder otros 75 años de moratoria.

Más allá de ese elemento, otra parte de las denuncias alude a los perjuicios que la reforma de la ley ocasiona al medio ambiente. “La costa española se ha hormigonado en estos años y se ha producido una degradación completa. Ahora se pretende hormigonar lo poco que queda libre”, critica el eurodiputado Willy Meyer (IU), que acudirá hoy a Madrid, aunque como español no forma parte de la delegación oficial, una regla que persigue la neutralidad del proceso.

Bloqueo institucional

Marc Giménez, asesor parlamentario de Los Verdes, asegura que los cambios propuestos no solventan ninguno de los dos motivos de las protestas. “Desde septiembre queríamos realizar la visita, cuando la nueva ley estaba elaborándose, pero ha habido bloqueo institucional”, añade este experto. El grupo, compuesto por cinco eurodiputados que irán acompañados de Meyer y de Carlos Carlos Iturgaiz (PP), se reunirá mañana con el director general de Sostenibilidad de la Costa, Pedro Saavedra.

La visita de dos días a España demuestra que la Eurocámara otorga credibilidad a las quejas. La Comisión de Peticiones, un órgano que recibe denuncias de ciudadanos cuando creen que las leyes violan los derechos comunitarios, apenas realiza cuatro o cinco viajes al año. España acaparó en 2012 el mayor número de quejas en esta comisión, que recibe más de 1.000 anuales.

Más información