ELENA PISONERO / PRESIDENTA DE HISPASAT

“¿Extraterrestres? Haberlos, haylos”

La presidenta de Hispasat no sabía de satélites antes de llegar al grupo

Pisonero, en su habitual versión de la señorita Rottenmayer, procediendo a convocar una reunión de accionistas de Hispasat.
Pisonero, en su habitual versión de la señorita Rottenmayer, procediendo a convocar una reunión de accionistas de Hispasat.Bernardo Pérez

Pregunta.¿Estamos hoy para mucho satélite en España?

Respuesta. Ni en España ni en Europa. Pero podemos invertir en ello teniendo una visión amplia de dónde puedes colocar tu producto. Los satélites tienen mercados con crecimiento en otros ámbitos y otros países.

Perfil

Tiene 49 años, no sabía de satélites antes de llegar a Hispasat, y dice que el récord de beneficios de la compañía se debe a su antecesora, Petra Mateos, porque ella aún no ha cerrado ejercicio. Amiga del buen vino y la buena mesa, aficionada a la comida japonesa, le gusta pasear por el Retiro, ir al cine, viajar, leer y cocinar. Es la reina del karaoke, sector tango y bolero, además de cantar con gran entrega a Frank Sinatra.

P. ¿Le pierden los satélites o prefiere tener los pies en la Tierra?

R. Soy idealista, pero cada vez tengo los pies más en la Tierra.

P. ¿Cree en los extraterrestres?

R. ¿Por qué no? Me pondré en plan gallego: haberlos, haylos, seguro. Pero creer, cada vez creo menos en general. No niego la posibilidad de que los haya.

P. ¿Sus satélites le dan pistas?

R. En esto me tienen desinformada.

P. ¿A quién le pondría un satélite o una camarita para ver lo que hace? ¿Por ejemplo a su amigo Montoro, mientras perpetra los Presupuestos?

R. Francamente, no. Tengo amigas a las que les encantaría tener la capa esa de invisibilidad para ver a los demás. A mí me gusta verlo en directo.

P. ¿Qué le pone en órbita?

R. La vida esta. Porque la otra... Como aquello de que me ha dicho mi abuela que si hay algo interesante vendrá a contármelo. Y no ha venido [ríe].

P. En época de Aznar se torció su nombramiento como ministra de Agricultura, al parecer por su orientación sexual. Cuentan que se cruzó Ana Botella cuando incluso las agencias habían pasado ya su biografía. Rancio, ¿no?

R. No lo sé. La verdad es que hubo un momento en el que me planteé buscar explicaciones. No me preocupa. Me enseñaron el teletipo de Efe y, de hecho, su director me llamó para disculparse.

P. ¿Ana Botella?

R. No lo sé ni se lo he preguntado.

P. Hispasat es el mayor distribuidor mundial de televisión en español y portugués. ¿Bazofia que vemos, culpa suya?

R. Nosotros tenemos el espacio, en el que la gente coloca lo que estima conveniente, siempre que cumpla la Ley de Contenidos. Pero no me he puesto a hacer zapping.

P.< ¿Sigue, por ejemplo, Sálvame?

R. Lo veo de vez en cuando, y me parece interesante que un programa tenga tanta audiencia y se mantenga, porque eso quiere decir que a la gente le gusta.

P. ¿Llegó a pensar que un transpondedor era un juguete erótico?

R. Pues no tenía ni idea, la verdad. Pero ahora que lo dice, da bastante juego el nombre. Como la envergadura en el caso chino [Operación Emperador].

P. Tiene pinta de ser un poco señorita Rottenmeyer. ¿Lo es?

R. Pues sí, a veces sí. Bastante.

P. Entonces no le gustarán ni las cabras ni Heidi ni el abuelito.

R. No me gusta que me etiqueten, pero también me gustan Heidi y las cabras. Soy Capricornio. Hay que triscar de vez en cuando.

P. ¿Y usted por dónde trisca?

R. Por todo lo que me parezca interesante. Yo, como Belén Esteban: por las cosas que me preocupan mato. Vamos, no mataría...

P. Veo que le cunde Sálvame.

R. Es que la frase ya es un clásico, que tendrían que incorporar en la Real Academia. Hay cosas que me conmueven y me mueven, como la injusticia y la falta de respeto.

P. ¿En Hispasat se divierte?

R. Intento divertirme en todo. En general, me gusta mejorar las cosas. Por eso creo que pasé una etapa en la política sin saberlo.

P. ¿Sin saberlo, habiendo sido diputada, secretaria de Estado y jefa de Gabinete del vicepresidente del Gobierno?

R. No me enteré cuando llegué a la política, porque llegué por la vía técnica. Pero hay elementos comunes, como intentar mejorar los ámbitos por los que pasas. En Hispasat lo que me parece divertido es algo que me ha gustado desde pequeña: encajar las piezas.

P. ¿Sigue llevando la foto de Rato en el bolso?

R. No la he llevado nunca. Pero a él siempre le llevo conmigo. Ha sido y es una persona importante en mi vida.

P. Clark Kent deja el Daily Planet. ¿No podría hacerle una oferta, a él que vuela tanto y tan alto?

R. La selección de personal no está entre mis competencias. Pero prefiero a la gente que no va vendiendo humo. Puedo creer en los extraterrestres, porque nadie ha venido a decirme que no existan. Pero en Superman, no sé...

P. ¿Cuál es su criptonita?

R.  Seguramente tengo, pero ya me quedan pocas. He trabajado mucho por tener identificados los problemas e intentar gestionar las debilidades.

P. De seguidora fiel de Almodóvar, ¿qué papelito le gustaría que le ofreciera?

R. Hay uno de Marisa Paredes en una película que me fascina, La flor de mi secreto. Pero un papel con una interpretación tan fabulosa no me atrevería ni a intentarlo.

P. Pongamos que Hispasat lanza un satélite tripulado. ¿Allá que iría usted?

R. Sí, pero sin perder el contacto. Me gusta la idea de la conexión. No perderla. Para vivir, no me iría. Para hacer una excursión o probar, por qué no.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS