Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

50 nuevos planetas extrasolares

Michel Mayor, descubridor del primer cuerpo planetario en órbita de otra estrella, presenta los resultados obtenidos con el equipo Harps

Ilustración de un planeta cuya masa es 3,6 veces  la terrestres, en órbita de la estrella HD85512.
Ilustración de un planeta cuya masa es 3,6 veces la terrestres, en órbita de la estrella HD85512. ESO / M.KOMMESSER

Los nuevos instrumentos avanzados que tienen los astrónomos para explorar el cielo están produciendo cosechas abundantes de descubrimientos en el campo de los planetas extrasolares. Más de 600 se han descubierto desde que Michel Mayor y Didier Queloz encontraron el primero, en 1995; al principio se produjo un goteo de hallazgos y poco a poco se ha ido incrementando el ritmo, a medida que han ido mejorando las técnicas y los equipos de observación. Ahora, el mismo Mayor (Universidad de Ginebra) anuncia de golpe la detección de 50 nuevos planetas extrasolares. De ellos, 16 son supertierras, planetas con masas comprendidas entre una y 10 veces la terrestre; uno de ellos, denominado HD 85512b, tiene 3,6 veces masas terrestres y está en el borde de lo que se denomina zona habitable, es decir, en la región en torno a una estrella en la que podría haber agua en estado líquido, si las condiciones son las apropiadas.

Mayor ha anunciado estos hallazgos en un congreso de expertos que se celebra en Wyoming (Estados Unidos). Es la mayor cosecha de exoplanetas presentada de una vez y se ha logrado gracias a un espectrógrafo, el Harps, instalado en un telescopio de 3,6 metros de diámetro ubicado en La Silla (del Observatorio Europeo Austral, ESO), en Chile. Gracias a las observaciones de 376 estrellas similares al Sol realizadas con el Harps, los astrónomos están mejorando sus estimaciones de los sistemas planetarios. Aproximadamente un 40% de tales estrellas tienen, al menos, un planeta menos masivo que Saturno y la mayoría de los exoplanetas de masa similar a la de Neptuno (17 veces la terrestre) o inferior están en sistemas multiplanetarios, ha explicado el equipo que lidera Mayor.

Las técnicas de búsqueda siguen mejorando, informa el ESO, y ahora la precisión del Harps es tal que puede detectar planetas de masa inferior a dos veces la terrestre, pero la perspectiva es aproximarse al límite de cuerpos similares a nuestro planeta, alrededor de estrellas similares a nuestro Sol y en la zona habitable. "En los próximos 10 o 20 años tendremos la primera lista de planetas potencialmente habitables en el vecindario solar", estima Mayor. "Hacer esa lista es esencial antes de que futuros experimentos sean capaces de buscar señales espectroscópicas de vida en las atmósferas de los exoplanetas", añade.