Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco euros de energía, por favor

Barcelona inaugura el primer punto de recarga rápida para coches eléctricos en España

Endesa, Cepsa y el Ayuntamiento de Barcelona han presentado esta mañana en el distrito técnológico de la capital catalana, el http://www.22barcelona.comel primer punto de recarga rápida para coches eléctricos en España. Si un coche se conecta 10 minutos, pueden recargar más del 50% de su batería por menos de cinco euros. Esto le permite recorrer unos 100 kilómetros en promedio, según los técnicos. El sistema, que se extenderá a medida que aumente la presencia de vehículos que utilicen con este tipo de energía, funciona con una tarjeta prepago.

El primer punto de recarga rápida para coches eléctricos en España parece una gran máquina de vending azul. En el punto de la estación de servicio de calle de Lope de Vega comparte sitio con las otras dispensadoras de gasolina. Según Jorge Sánchez, director del programa en Endesa, el funcionamiento es práctico. Se pasa una tarjeta prepago y una pantalla táctil le informará al usuario los pasos a seguir. Algo tan sencillo como enchufar un cable en el coche y esperar.

Usualmente, los coches eléctricos se cargan completamente en ocho horas en un enchufe doméstico (220 a 230 voltios), dependiendo de la intensidad de la corriente. Los puntos de recarga rápida tienen 400 voltios. Sánchez ha explicado que para poder utilizar esta tecnología es necesario que el modelo de coche incluya la posibilidad de recarga rápida o Charge and Move (CHAdeMo), algo que poseen la mayoría de modelos disponibles.

La recarga rápida se diferencia de la casera en que en ella el cargador accede directamente a la batería y modula las cargas. En la doméstica, es el coche quien lo hace. La idea es que estos nuevos puntos sean solo para "cargas de oportunidad".

Sánchez dijo que la tarjeta prepago, que funciona con un chip, se puede adquirir a través del servicio al cliente de la compañía eléctrica y que en un futuro se espera que se pueda debitar de la factura de la electricidad. Con cinco euros se compran 15 minutos de recarga, aunque el usuario puede parar la operación cuando lo desee.

En el lanzamiento del punto se ha hecho una prueba con un Nissan Leaf, un coche eléctrico que saldrá a la venta en el verano por unos 36.000 euros.