El Clínic recorta 24 millones del presupuesto y podría despedir 450 personas

Cierra el servicio de urgencias de la calle Valencia, que atiende al año 16.000 visitas

El hospital Clínic recortará 24 millones de euros del presupuesto y podría despedir a 450 personas, según ha denunciado hoy el comité de empresa tras reunirse con la dirección de Recursos Humanos, que les ha comunicado verbalmente las medidas del plan de choque preparadas para reducir gastos. Según ha informado Alberto Sancho, miembro del comité y responsable de la federación de sanidad de CGT de Cataluña, también cerrarán a partir de mayo, y de forma definitiva, cien camas del hospital, el servicio de urgencias de la calle Valencia, que atiende al año 16.000 visitas, y los quirófanos por la tarde, lo que suponen unas 1.800 intervenciones menos.

Además, en verano se cerrarán 120 camas en julio, 257 en agosto y unas 90 en septiembre, que se sumarán al centenar que desaparecen de forma definitiva, lo que para los sindicatos supone una reducción de la calidad asistencial que se traducirá en un incremento de las listas de espera.

Más información
El recorte en sanidad alcanza las urgencias del hospital de l'Esperança

Sancho ha explicado que de los 24 millones menos, del presupuesto de 490 millones que hasta ahora tenía el centro, cinco se reducen del capítulo de personal y afectarán a trabajadores eventuales e interinos. Además, se les ha pedido que se negocien aspectos como el disfrutes de las vacaciones, para hacer que coincidan con los meses de menor actividad y una reducción de los días de libranza, entre otras cuestiones.

Esta negociación, que desde el sindicato se ha anunciado que no será tan fácil como cuando se les rebajó el salario un 5%, está condicionada al posible despido de 450 personas, una reducción de personal que se haría de forma proporcional entre los distintos colectivos. El 35% afectaría a los médicos y el 65% al resto de la plantilla.

Sancho ha anunciado también que además de los 24 millones de gasto, habrá un descenso del presupuesto en farmacia que no se ha cuantificado, y que además de la reducción de camas y actividad se recortarán otros gastos que afectarán a la comida, al cambio de sábanas y al consumo energéico, entre otros. El cierre del servicio de urgencias supondrá que el hospital deberá sumir la actividad y ya se ha anunciado que en el Clínic sólo se atenderá a los ciudadanos que lo tengan asignado como centro de referencia, lo que para la representación social vulnera el principio de la elección de centro

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS