Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anillo de agujeros negros en una colisión de galaxias

Un telescopio de rayos X capta los efectos del choque a 430 millones de años luz de distancia de la Tierra

El observatorio espacial de rayos X Chandra ha identificado un grupo de posibles agujeros negros formando un anillo en una galaxia distorsionada tras una colisión con otra, a una distancia de la Tierra de 430 millones de años luz. Se trata del conjunto Arp 147 y la NASA ha hecho una combinación de datos del Chandra con imágenes captadas por el telescopio espacial Hubble en la que se aprecia un anillo azulado residual de lo que fue una galaxia espiral. Ese anillo está lleno de jóvenes estrellas masivas, generadas por efecto de la colisión galáctica, que han evolucionado muy rápidamente -en pocos millones de años- y han explotado en supernovas, dejando densas estrellas de neutrones y probables agujeros negros. Parte de estos cuerpos remanentes de estrellas muertas deben de tener astros compañeros a los que roban materia, en un proceso de alta energía que genera X.

También se detecta en la emisión de rayos X en el núcleo de la otra galaxia -una elíptica que se aprecia rojiza- seguramente debida a un agujero negro supermasivo. Los científicos no sólo han utilizado la información captada por el Chandra y por el Hubble, sino que han recurrido también en su investigación a telescopios de ultravioleta y de infrarrojo para estimar la tasa de formación de estrellas en el anillo. El trabajo, presentado ahora por la NASA, fue publicado en octubre pasado en la revista Astrophysical Journal.

Más información

  • Un telescopio de rayos X capta los efectos del choque a 430 millones de años luz de distancia de la Tierra