Reportaje:

La voz que contó la infamia

Bilbao homenajea al periodista George Steer dedicándole una calle - El corresponsal narró al mundo el bombardeo de Gernika en 1937

"Entre los cascotes de la bombardeada ciudad de Guernica, periodistas de todo el mundo rivalizaban por dar la noticia. Pero solo uno de ellos, George Steer, esperó un día más y volvió a la ciudad demolida". Así relata Nicholas Rankin, el biógrafo del periodista sudafricano Steer (1909-1944) el origen de una crónica ?"la más polémica de la Guerra Civil española", en palabras de Rankin? que fue primera plana del The Times y del The New York Times al día siguiente del brutal bombardeo de la Legión Cóndor alemana sobre la localidad vizcaína el 26 de abril de 1937. Steer fue la primera voz que informó a todo el mundo de la masacre.

Su artículo, The tree of Guernica, "conmocionó a la opinión pública mundial al revelar la participación secreta del nazismo en el devastador ataque aéreo de la ciudad, sirvió de inspiración a Picasso para su famosa obra y le valió a Steer un puesto en la lista negra de la Gestapo", detalla Rankin en su libro Crónica desde Guernica. George Steer, corresponsal de guerra (Siglo XXI).

"Mi padre se emocionaría si viera la prosperidad del Bilbao actual"
"La semilla de la noticia del reportero no cayó en saco roto", asegura Azkuna

El periodista, escritor y militar de origen británico recibió ayer un homenaje del Ayuntamiento de Bilbao, que le ha puesto su nombre a una calle del barrio de Atxuri. El vial, de 200 metros, enlaza la calle Camino del Bosque, a las puertas del Casco Viejo, con las inmediaciones del parque de La Encarnación, un nexo entre la zona antigua y la nueva de la capital vizcaína.

George Barton, uno de los dos hijos de Steer, presente en el acto, destacó que su padre "estaría absolutamente impresionado y emocionado si viera el crecimiento, la recuperación y la prosperidad" actuales de Gernika y de Bilbao.

"A mi padre no le gustaba la guerra, pero tuvo que tomar parte en ella. Recemos para que no tengamos que hacer lo mismo", agregó Barton, quien destacó que a través de los recuerdos de los acontecimientos ocurridos en Euskadi durante la Guerra Civil sabe más sobre la figura de su padre, a quien no llegó a conocer.

Steer, quien cubrió el bombardeo cuando tenía 28 años y también fue corresponsal en la Segunda Guerra Mundial, murió en el acto el 25 de diciembre de 1944 cuando el jeep del Ejército británico que conducía volcó en una montaña del norte de Bengala (India).

A su lado se encontró el reloj que el lehendakari Jose Antonio Aguirre le había regalado en reconocimiento a su labor ?llevaba impresa la inscripción To Steer from the Basque Republic?, que "permitió que el mundo conociera la verdad sobre el bombardeo", señaló ayer el Ayuntamiento bilbaíno.

"Los servicios de propaganda de Franco primero y del régimen franquista después manipularon todo tipo de noticias y dijeron que había sido obra de los 'rojo-separatistas', pero la semilla de la noticia de Steer no cayó en saco roto", se felicitó ayer el alcalde de la capital vizcaína, Iñaki Azkuna. Al acto asistió también la nieta de Steer, Sophie.

El hijo de Steer, George Barton (a la izquierda), y el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, descubren la placa de la nueva calle bilbaína junto a la nieta del periodista, Sophie.
El hijo de Steer, George Barton (a la izquierda), y el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, descubren la placa de la nueva calle bilbaína junto a la nieta del periodista, Sophie.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción