Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía pide dos años para las agentes que presuntamente pegaron a una detenida en Barcelona

Las Mossos d'Esquadra están acusadas de trato degradante y lesiones

La Fiscalía pide dos años de prisión para cada una de las dos Mossos d'Esquadra acusadas de golpear y humillar a una detenida esposada en la sala de cacheos de la comisaría barcelonesa de Les Corts.

En su escrito de calificación, el Ministerio Público acusa a las dos agentes de los delitos de trato degradante y lesiones y para la detenida, Elena P., pide un año de prisión por atentado a la autoridad al considerar que pegó e incluso llegó a morder en la mano a uno de los agentes que la detenía.

La Fiscalía plantea en su escrito el archivo de la causa contra otros dos agentes de la policía autonómica que trasladaron en coche patrulla a la detenida y a quienes Elena P. también acusó de haberla maltratado mientras la llevaban a las dependencias policiales.

Este caso de abuso policial salió a la luz en 2007, dado que fue grabado por las cámaras ocultas que el Departamento de Interior instaló en la comisaría ante el gran número de denuncias por maltrato presentadas por detenidos que habían pasado por esas dependencias policiales.

Elena P., de nacionalidad rusa, fue detenida la madrugada del 5 de abril de 2007, después de que los vecinos del inmueble de Barcelona donde residía llamaran a los Mossos d'Esquadra para quejarse de que la joven, que no tenía llaves para entrar en el portal, estaba gritando, haciendo ruido y rompiendo el cristal de la puerta.