Ocho de cada diez inmigrantes musulmanes se sienten adaptados a las costumbres españolas

La comunidad musulmana es tolerante y está occidentalizada, según el estudio presentado por los ministros de Justicia, Interior y Trabajo

La población musulmana inmigrante está integrada en España, según muestra el estudio que los ministros de Justicia, Interior y Trabajo, Francisco Caamaño, Alfredo Pérez Rubalcaba y Celestino Corbacho, respectivamente, han presentado hoy y que por cuarto año consecutivo ha elaborado Metroscopia. El 81% de los inmigrantes musulmanes dice sentirse adaptado a las costumbres españolas y, una gran mayoría, el 84%, afirma que no encuentra obstáculos para practicar su religión. Si bien los resultados son positivos, el primero supone una caída de 5 puntos respecto a 2008, cuando el 86% aseguraba estar muy adaptado.

El ser un buen musulmán a la vez que buen español es perfectamente posible para el 89% de los encuestados y siete de cada diez dice sentirse bastante o muy a gusto residiendo en España. Además, el 94% opina que todos debemos esforzarnos en respetar las creencias religiosas de los demás, mientras ocho de cada diez indican que los no creyentes tienen el mismo valor como personas y merecen el mismo respeto que los creyentes.

Más información

La religión islámica es compatible con la democracia y los derechos humanos para el 87% de los consultados, y un 77% considera que musulmanes y cristianos hacen por entenderse y respetarse. El 52% se define como muy practicante, el 34% como practicante ocasional y sólo el 12% asegura no practicar ninguna religión. Respecto al papel del Estado, para el 83% este debe ser absolutamente neutral en el terreno religioso, sin apoyar más a unas religiones que a otras.

En cuanto a la valoración que los inmigrantes musulmanes hacen de las instituciones españolas, las ONG (7,3) y el Rey (7) son las mejor posicionadas, en un baremo de 0 a 10. Les siguen el sistema judicial y los jueces (6,5), la policía (6,5) y el Parlamento (6,3).

La valoración de las libertades en los países occidentales es elevada. Para el 72% el grado de libertad y tolerancia es alto, seis de cada diez opinan que se discrimina menos a la mujer y más de la mitad estiman que hay menos desigualdades sociales y que se respetan más los derechos humanos. Perciben también más atención a los pobres y desfavorecidos, el 43%. Solo tres de cada diez consideran que hay más ética y que la gente se preocupa más por los demás.

La fotografía de una comunidad tolerante, occidentalizada y liberal, que sostiene opiniones sin diferencias destacadas respecto a las de los ciudadanos españoles, es la que los ministerios de Justicia, Interior y Trabajo ven en estos resultados.

Caamaño ha declarado que el departamento que dirige trabaja "intensamente" en la elaboración de un proyecto de ley orgánica para la reforma de la Ley de Libertad Religiosa y que el texto "pronto" estará listo para enviar a los órganos consultivos. Caamaño ha incidido en que es "importantísimo" actualizar la Ley de Libertad Religiosa, ya que, como demuestra el estudio, el fenómeno religioso ha evolucionado mucho en España en los últimos años.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50