Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las 500 medusas peligrosas en el Estrecho se alejan de la costa

Los ejemplares se situaron ayer a 700 metros de las playas ceutíes y andaluzas, por lo que no hubo peligro para los bañistas

Los 500 ejemplares de carabela portuguesa (Physalia Physalis) avistados ayer en aguas del Estrecho de Gibraltar se han dispersado sin llegar a las costas de Ceuta o Andalucía, ha informado este miércoles la red de avistamiento de medusas de Ceuta. Las carabelas portuguesas, que son muy venenosas, llegaron a estar ayer, como máximo, a 700 metros de la costa, por lo que no hubo peligro para los bañistas, según la fuente. Es inusual la presencia de esta especie en la zona, sobre todo en grupos tan numerosos.

Las corrientes marinas han arrastrado ahora a las medusas hacia el mar de Alborán, en Almería.

La picadura de la carabela portuguesa, que estrictamente no es una medusa, sino una colonia de hidrozoos que confunde por su aspecto, puede provocar fuertes dolores y en algunos casos dificultad respiratoria y paro cardiaco.

La carabela portuguesa se mueve fundamentalmente por el régimen de vientos más que por las corrientes marinas y suele frecuentar la zona del Mediterráneo. En febrero pasado se detectó la presencia de un ejemplar de esta especie en el puerto deportivo de Ceuta.