Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU estudia tratar el calentamiento como una amenaza para la paz

Un organismo internacional calcula que en 2050 podría haber 200 millones de "refugiados climáticos"

En los próximos días, la Asamblea General de la ONU aprobará previsiblemente una resolución que conectará por primera vez el cambio climático con la paz y la seguridad internacional, según publica el diario estadounidense The New York Times. La resolución, presentada por 12 pequeñas islas del Pacífico, asegura que el cambio climático justifica una mayor atención de la ONU. Se trata, básicamente, de hacer frente al hecho de que el calentamiento global irá causando desplazamientos de poblaciones que habrá que reubicar, con las pérdidas que eso supone y los conflictos que previsiblemente acarreará.

Si la Organización Internacional de las Migraciones calcula en un reciente trabajo que en 2050 habrá unos 200 millones de "refugiados climáticos", dependiendo del grado de alteraciones climáticas, el hecho es que las islas del Pacífico ya están perdiendo de manera preocupante terreno a favor del mar y que algunos expertos creen que las luchas de los nómadas por los recursos naturales en la región sudanesa de Darfur son el primer gran conflicto conectado con el cambio climático.

Algunos miembros de la ONU han considerado exagerada la resolución, sin embargo, está previsto que esta se apruebe ya que no especifica medidas concretas, según el diario estadounidense. Fue el Reino Unido el país que en 2007 llevó al Consejo de Seguridad la cuestión del cambio climático, con el apoyo de Europa pero el rechazo o el recelo de algunos miembros permanentes del Consejo, como Estados Unidos, China o Rusia.

Pero ahora regresa el debate tras el cambio de política medioambiental de Estados Unidos con el nuevo presidente Barack Obama, y advertencias como la lanzada este mismo mes por el ministro de Defensa australiano en un informe que hablaba de posibles conflictos violentos en el Pacífico. Si fallan los intentos de mitigar los efectos del cambio climático y los conflictos estallan, Australia deberá usar el ejército "para luchar contra cualquier amenaza", dice el texto.