Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un año de prisión por grabar a su hija en el lavabo para comprobar si tenía anorexia

La joven se encuentra en tratamiento tras detectarse que padece un transtorno alimenticio

El Juzgado de lo Penal número 3 de Lleida ha condenado a Jorge M.V., vecino de Balaguer (Noguera), a un año de prisión y cinco de alejamiento de su hija adolescente por haber instalado en el baño una cámara de video ante la sospecha de que tenía anorexia. La chica está actualmente en tratamiento a causa de este desorden alimenticio y sicológico.

El acusado aceptó la pena tras admitir la comisión de un delito de revelación de secreto. Los hechos juzgados tuvieron lugar en 2007 cuando Jorge M.V., separado de la madre de sus dos hijas, sospechó que una de ellas padecía bulimia y se provocaba el vómito después de las comidas cuando pasaba temporadas con él. Como la joven no lo admitía, el padre decidió colocar una cámara en el lavabo de su casa para vigilarla. Éste reconoció que la grabó durante varias semanas y que borró las imágenes después de visionarlas. El juez considera que con esta acción también vulneró la intimidad de la otra hija.

Además de no poderse acercar durante cinco años a menos de 150 metros de sus dos hijas y de su ex esposa, que fue la que denunció el hecho, Jorge M.V. también ha sido condenado a 1.080 euros de multa y a pagar 3.000 euros a cada una de las hijas por los daños morales causados. El Ministerio Fiscal solicitó que se le aplicará al padre la atenuante de cumplimiento del deber.