Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una investigación abre la puerta a la realización de pruebas prenatales para detectar el autismo

Científicos británicos vinculan los altos niveles de testosterona en el líquido amniótico de las embarazadas con el desorden

Científicos de la Universidad inglesa de Cambridge estudiaron el comportamiento de 235 niños desde su nacimiento hasta los ocho años y hallaron una relación entre los altos niveles de testosterona en el líquido amniótico de sus madres cuando estaban embarazas de ellos y comportamientos característicos del autismo -como falta de sociabilidad y dificultades verbales- cuando los menores alcanzaron los ocho años, informa hoy el periódico británico The Guardian. Esta investigación podría permitir recurrir a la amniocentesis, prueba prenatal consistente en extraer una pequeña muestra del líquido amniótico que rodea al feto para examinarlo y las más común para identificar el síndrome de Down, con el fin de detectar el autismo. Una posibilidad que, según los expertos, impone la necesidad de establecer un debate y genera gran controversia.

Los niños autistas pueden tener problemas de comunicación, por lo que algunos deben ser ingresados en centros especiales, pero también una enorme capacidad para las matemáticas o la música. El profesor Simon Baron-Cohen, director del equipo que llevó a cabo la investigación, ha declarado que debe haber un profundo debate. "Si hubiera una prueba prenatal para el autismo, ¿sería deseable?;¿qué perderíamos si los niños con autismo fuesen eliminados de la población, como en el caso del síndrome de Down, cuando la prueba es positiva y los padres deciden no seguir adelante?", se ha preguntado el científico.

"Deberíamos empezar a debatir esto. Hay una prueba para el síndrome de Down y es legal y los padres ejercen su derecho a elegir, pero se suele vincular autismo con talento. Es una condición diferente", ha agregado. La investigación sobre el autismo -ha asegurado- puede dar paso al desarrollo de tratamientos contra ese desorden. "Podríamos hacer algo al respecto. Algunos investigadores de compañías farmacéuticas pueden ver esto como una oportunidad para desarrollar un tratamiento prenatal. Hay fármacos que bloquean la testosterona", ha resaltado Baron-Cohen.

La Sociedad Nacional del Autismo de Reino Unido ha indicado que algunos de sus miembros consideran que una prueba para detectar el problema puede permitir a los padres prepararse para ayudar al niño. La directora de las campañas de difusión del autismo de la citada sociedad, Amanda Batten, ha subrayado que "cualquier persona con autismo tiene la posibilidad de hacer una única y valiosa contribución a la sociedad".