Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria frena dos anuncios de Amnistía Internacional

El Ministerio rechaza conceder a la ONG la 'exención de cómputo' que necesita para emitir de forma gratuita su última campaña

La Subdirección General de Medios Audiovisuales, perteneciente al Ministerio de Industria, ha rechazado la concesión a la ONG Amnistía Internacional (AI) del sello que le permite difundir de forma gratuita en los canales de televisión su campaña por el 30º aniversario de la organización bajo el nombre Si nadie dice nada es como si no existiera. El Ministerio que dirige Miguel Sebastián argumenta que el spot no tiene ni "carácter benéfico" ni es de "servicio público".

El sello que concede Industria, denominado exención de cómputo y regulado por el artículo 13.4 de la Ley 25/1994, permite precisamente que "anuncios de servicio público o de carácter benéfico" no sean considerados publicidad. De este modo, los canales de televisión pueden emitirlos sin recibir dinero alguno a cambio y sin tener que recortar el espacio que dedican a anuncios comerciales, limitado por la misma ley. AI aclara que no acepta subvenciones públicas y depende para su financiación de las aportaciones de sus socios y donantes.

La campaña que celebra los 30 años de vida de la ONG pro derechos humanos está formada por dos spots: el primero narra las torturas sufridas por un ciudadano egipcio tras haber intentado defender a un familiar agredido por agentes de la Policía; el segundo relata las agresiones recibidas por el candidato a la Presidencia de Zimbabue, Morgan Tsvangirai, por las fuerzas del dictador Robert Mugabe. La represión llevó al candidato a refugiarse en la embajada holandesa en Harare, capital del país africano.

Difusión gratuita previa

Junto al carácter benéfico y el servicio público, Industria requiere a este tipo de campañas que no tengan "elemento publicitario ajeno" al anuncio, y que un "Operador de Televisión" declare su difusión gratuita. Es la tercera vez que este Ministerio deniega una exención de cómputo a AI. En la ocasión anterior, con motivo de la campaña El Poder de Tu Voz (febrero de 2008), el departamento entonces dirigido por Joan Clos, tildó el anuncio de "publicidad política" y argumentó que hasta que un canal de televisión no difunda de forma gratuita la campaña no se puede conceder la exención de cómputo. En la práctica, los canales de televisión no se arriesgan a emitir un spot sin que Industria le haya concedido el sello con lo que, como norma -así ha sucedido en otras campañas de AI-, el Ministerio concede la exención primero y luego los canales emiten los spots. Ya han sido 12 las cadenas de televisión que han rehusado a emitir la campaña.

AI denuncia que, consultadas 15 de las ONG más importantes, es la "única organización internacional declarada de utilidad pública en España cuyos spots no son considerados de 'interés público". Ante el portazo de Industria, AI ha presentado un recurso de alzada a la Dirección General de Medios Audiovisuales que todavía no ha emitido respuesta, según ha manifestado Virginia Álvarez, responsable de Política Interior y Derechos Humanos de la organización.

La primera negativa que recibió la ONG a una petición de exención de cómputo fue en 2003, durante el Gobierno de José María Aznar, y en el marco de la campaña Ponte en su Piel. AI ha aprovechado la rueda de prensa de esta mañana en la que ha dado a conocer el bloqueo de su campaña para aclarar que "cualquier denuncia de derechos humanos de la que se haga eco la organización ha sido investigada previamente".