Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mónica Terribas, nueva directora de TV3

El consejo de gobierno también colocado a Oleguer Sarsanedas al frente de Catalunya Rádio

Mónica Terribas será la nueva directora de TV3 y Oleguer Sarsanedas de Catalunya Ràdio. Ambos cargos han sido confirmados hoy por el consejo de gobierno de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA). Terribas sustiturá al también periodista Francesc Escribano al frente de la televisión pública catalana a petición de la nueva directora general de la CCMA, Rosa Cullell, ha confirmado hoy un portavoz de la corporación.

El consejo de gobierno, integrado por doce miembros, ha tomado estas decisiones por unanimidad en una reunión celebrada este mediodía, aunque no requería mayoría cualificada sino que bastaba mayoría simple, y en la que también ha nombrado a Teresa Farré como directora de gestión y recursos de los medios de la Corporación.

Con los nombramientos de los directores de TV3 y Catalunya Ràdio se cierra una primera etapa de vida de la CCMA caracterizada por las interferencias de los partidos políticos en la designación de los máximos responsables de la Corporación, lo que provocó una grave crisis que llegó a bloquear este ente.

Una etapa de inestabilidad

La nueva ley de la Corporación, que regula los medios de comunicación de la Generalitat y que debía garantizar la independencia de estas emisoras, fue aprobada en otoño de 2007 y abrió paso de inmediato a una época de inestabilidad ante la imposibilidad de llegar a acuerdos.

Las dificultades se plantearon, primero, a la hora de consensuar el nombre de los miembros del consejo de gobierno, lo que fue criticado por el Colegio de Periodistas y por el Consejo del Audiovisual de Cataluña, y, después, en el momento de designar al director general de la Corporación.

Tras semanas de negociaciones dirigidas directamente por los partidos políticos, el consejo de gobierno nombró como director general de la CCMA a Rosa Cullell a finales de abril, cuando todo apuntaba a que el desacuerdo entre los partidos del tripartito y CiU acabaría en una reforma de la ley de la Corporación.