Hallados en Murcia 300 esqueletos de más de 4.000 años

Es el yacimiento prehistórico de la Península con más restos humanos, según los responsables de la excavación

Un yacimiento en el paraje de Los Molinos de la localidad murciana de Caravaca alberga más de 300 esqueletos humanos que datan de hace 4.000 o 5.000 años. Se trata de una cavidad fósil, antiguamente llena de agua, y reutilizada como lugar de enterramiento por los habitantes del poblado calcolítico de Molinos de Papel, de acuerdo con la explicación del director del Museo Arqueológico de Caravaca, Francisco Brotons, quien ha añadido que es "el enterramiento prehistórico con más restos de la historia peninsular".

El yacimiento se localizó en las obras de construcción de una promoción de viviendas el pasado mes de diciembre, al seccionar una excavadora el enterramiento. En la cavidad, de unos 7,8 metros de diámetro, y una profundidad de casi dos metros, se acumulan esqueletos de hombres, mujeres y niños, que parecen haberse colocado, en un primer momento, en posición fetal, y que, posteriormente, se descolocaron al depositar más cuerpos encima. Además, junto a los restos humanos están encontrándose también esqueletos de perros y algunos fragmentos de cerámica en mal estado de conservación, junto con restos de objetos cortantes de piedra.

Según Brotons, los objetos encontrados hasta el momento indican que se trata de una comunidad dedicada básicamente a labores agrícolas y ganaderas, tal y como apuntan también muchos de los datos procedentes del poblado de Molinos de Papel.

El hallazgo aportará información sobre los primeros pobladores de lo que actualmente es la localidad de Caravaca de la Cruz, por lo que, según Brotons, ha sido necesario aunar esfuerzos de diferentes instituciones para garantizar el correcto estudio de la zona. El profesor de Prehistoria de la UMU y especialista en el período al que pertenece el yacimiento, Joaquín Lomba, ha afirmado que, tras el estudio de los restos hallados, éstos se depositarán en el Museo Arqueológico de Caravaca.

Además de los arqueólogos y diversos operarios de la empresa ArqueoWeb y del museo de la ciudad, participan en la excavación varios alumnos de la Universidad de Murcia, bajo la supervisión de una antropóloga encargada de identificar y registrar cada uno de los huesos que salen a la superficie. También participan investigadores de otras universidades, como la de Granada y la UNED de Madrid, donde se realizarán los estudios de parasitosis a los esqueletos a partir de la tierra recuperada en la zona baja del vientre de éstos, y se analizarán las huellas de los objetos de piedra.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS