Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mattel pide perdón a China y asume la responsabilidad en el escándalo de los juguetes retirados

La empresa juguetera culpó en primera instancia a las fábricas en China del exceso de plomo o defecto de fabricación que provocó la retirada de más de 20 millones de juguetes

El vicepresidente de la juguetera estadounidense Mattel, Thomas Debrowski, ha asumido hoy la responsabilidad en el escándalo que provocó la retirada de miles de juguetes en todo el mundo por exceso de plomo y ha pedido disculpas a Pekín por culpar en primera instancia a las fábricas chinas.

"Es muy importante que cada uno comprenda que la inmensa mayoría de los productos fueron retirados por un defecto de concepto en Mattel, y no de un problema de los fabricantes chinos", ha aclarado Debrowski a una agencia china de control de calidad.

El vicepresidente ejecutivo de la juguetera estadounidense ha pedido además perdón en las mismas declaraciones "al pueblo chino y a todos los consumidores que han comprado los juguetes que hemos fabricado".

La empresa estadounidense anunció el pasado mes hasta tres retiradas de más de 20 millones de unidades de Mattel y su marca Fisherprice en total por exceso de plomo o defectos de fábrica como imanes peligrosos para los niños.

El 27 de agosto, el Gobierno chino culpó a la firma Mattel de la retirada del 85% de los juguetes por defectuosos y a los productores chinos del 15% de las partidas.

China satisfecha con el confesión

Debrowski ha reconocido también que la retirada de juguetes ha perjudicado en gran medida la imagen de Mattel (que distribuye en 150 países), pero que no ha resultado herido ningún menor por los modelos retirados. Li Changjiang, responsable de la oficiona china de control de calidad se ha declarado satisfecha por la confesión de la juguetera.