Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La guerra mata en 10 años a dos millones de niños

El último informe de Save the Children, 'El último de la fila, el último de la clase', señala que en la última la guerra hasta 20 millones de menores abandonaron sus hogares por culpa de la guerra

La actual tendencia del estado mundial de la infancia ha empeorado en países afectados por conflictos armados, como Irak o Sudán, según el informe El último de la fila, el último de la clase, realizado por la ONG Save the Children, en el marco de su campaña mundial Reescribamos el Futuro.

En una rueda de prensa celebrada esta mañana en el Cículo Bellas Artes de Madrid, el director general de Save the Children, Alberto Soteres, ha explicado que en la última década, dos millones de niños han muerto como consecuencia de guerras, seis millones resultaron heridos y otros 20 millones tuvieron que dejar sus hogares, convirtiéndose en desplazados o refugiados por años o para toda su vida.

Soteres ha señalado que 39 millones de niños, es decir, más de la mitad de los que reciben educación en el mundo, no pueden ir a la escuela por vivir en países afectados por conflictos armados.

"La guerra ha destruido sus escuelas y sus sistemas educativos, la inseguridad les impide salir de casa, carecen de los medios para recibir educación, y la consecuencia no sólo es la hipoteca para siempre de sus vidas sino también del futuro de sus países por generaciones", ha dicho.

Sin educación

Según datos de la ONG, en Sudán existe la mayor proporción de niños sin escolarizar de todo el mundo. Mientras que alrededor del 20% de la infancia empieza la escuela, tan sólo un 2% logra completar la educación primaria. Asimismo, ha añadido que "no podemos sentirnos contentos viendo cómo en Afganistán sólo un tercio de las niñas van a la escuela", una tasa que en las zonas rurales se eleva al 92%.

Sólo el 23% de la ayuda mundial para la educación básica se dirige a estos países en conflicto, a pesar de que en ellos vive más de la mitad de los niños que en estos momentos no reciben ningún tipo de educación. Soteres ha apuntado que para atender las necesidades de educación de los niños sin escolarizar se necesitan 9.000 millones de dólares, es decir, el doble de lo comprometido en 2004 y 7.000 millones más de lo que realmente se destinó ese año a la educación.

Tres días de gasto militar para educar

El director general de Save The Children ha señalado que 9.000 millones de dólares puede parecer una cantidad "desorbitada", pero en realidad no lo es si se tiene en cuenta que equivale al gasto militar mundial en tres días, a lo que se gastan cada año los europeos en helados cada año o los estadounidenses en cosméticos.

Al problema de la educación hay que añadir la mortalidad infantil. Más de 10 millones de niños menores de 5 años mueren cada año en el mundo, casi 28.000 al día. Nueve de cada 10 madres en el Africa subsahariana perderán a un hijo a lo largo de su vida.

La tasa de mortalidad infantil ha aumentado un 150% en los últimos 10 años en países como Irak como consecuencia de los conflictos armados. Cada año, más de 122.000 niños iraquíes mueren antes de cumplir los cinco años y más de la mitad de ellos mueren en su primer mes de vida.

La situación también es crítica en países como Bostwana, Zimbawe o Suazilandia, donde la mortalidad infantil es el doble que hace 15 años. "Es mucho todavía lo que hay por hacer y que está en nuestras manos, en la de todos, el poder hacerlo", ha enfatizado Soteres.