Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado el cadáver de una joven desaparecida en Lanzarote y se suicida un sospechoso

La Justicia investiga si las muertes "tienen algún tipo de relación"

El cadáver de la joven de 22 años Yasmila Arrocha Gutiérrez, desaparecida el pasado martes en Lanzarote, fue encontrado ayer semienterrado junto al cementerio de la capital lanzaroteña y un soldado que era investigado por la Policía como sospechoso se suicidó al conocer la noticia. El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Arrecife investiga si estas muertes, como parece, "tienen algún tipo de relación".

El cuerpo de la desaparecida, que fue encontrado por la mañana, presentaba signos de violencia, según los datos facilitados por fuentes de la investigación. Al parecer, el soldado y Yasmila mantenían relación, si bien la desaparecida, que era madre de un niño de tres años, residía con su novio, según las fuentes. El cadáver de la joven fue encontrado esta mañana por familiares y una amiga de la desaparecida que rastreaban la zona por si encontraban alguna pista sobre el paradero de Yasmila. En un principio, vieron unos zapatos que identificaron como los de la fallecida, por lo que siguieron buscando por los alrededores.

Así, a pocos metros, descubrieron el cuerpo semienterrado en un montículo de tierra y escombros de un descampado situado entre la trasera del cementerio municipal de Arrecife y el vertedero de Zonzamas, en las afueras de la capital de la isla. Tras difundirse la noticia a primeras horas de la tarde, un soldado del aire que hacía guardia en el aeródromo militar de Lanzarote se suicidó con su arma reglamentaria de un disparo en la cabeza. El disparo alertó a todo el cuartel, situado junto al aeropuerto de Guacimeta, y cuando fue informada la policía, de inmediato se relacionó el caso con el hallazgo del cadáver de Yasmila, ya que el joven era investigado por la policía en relación con la desaparición.

Su hijo estaba en Sevilla

La joven Yasmila Arrocha era madre de un niño de tres años y residía junto a su novio en el barrio de Argana Alta, en Arrecife de Lanzarote, donde fue vista por última vez el día 2 de mayo. Yasmila trabajaba en un hotel de la localidad de Costa Teguise, en el municipio de Teguise, desde donde un compañero de trabajo la acercó en su vehículo al barrio de Argana Alta, horas antes de su desaparición, que fue denunciada el miércoles. La desaparecida iba a ir a visitar a una señora mayor con la que su familia mantiene mucha relación desde hace años y después no se la volvió a ver.

El hermano de Yasmila, que pidió esta semana la colaboración ciudadana para localizar a la muchacha, recordó que la desaparecida es madre de un niño de tres años que circunstancialmente se encuentra en Sevilla con su suegra. Añadió que su hermana y el novio tenían previsto viajar próximamente a Sevilla para reunirse con el pequeño y regresar luego a la isla, donde tenía pensado adquirir una vivienda. Como en otros recientes casos ocurridos en Gran Canaria, ya habían repartirdo en Lanzarote varios miles de carteles con la fotografía de Yasmila.

Hoy está previsto que se practique la autopsia a los cadáveres de Yasmila y del soldado en el Instituto de Medicina Legal de Lanzarote. La jueza del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Arrecife, Aurora García Martínez, investiga si "tienen algún tipo de relación" la muerte de Yasmila con la del soldado.