Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los científicos anticipan tormentas solares a partir del próximo marzo

Esas tempestades provocan interferencias en las comunicaciones, los servicios de suministro eléctrico y los satélites

El ciclo de tormentas solares, que causan el caos en las comunicaciones y ponen en peligro a los astronautas, comenzará probablemente en marzo próximo y tendrán su apogeo a finales de 2011 o mediados de 2012. Según ha informado el Centro de Ambiente Espacial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), el comienzo del Ciclo 24 de tormentas, que dura unos once años, se producirá un año antes de lo previsto.

Las tormentas, que se caracterizan por gigantescas erupciones en la corona del sol, disparan fotones y materia con carga eléctrica hacia la ionosfera y los campos magnéticos de la Tierra. Esas tempestades provocan interrupciones e interferencias en las comunicaciones, los servicios de suministro eléctrico, los satélites y las señales del Sistema de Posicionamiento Global (GPS).

Las tormentas, que iluminan el cielo nocturno con las auroras boreales y australes en las zonas polares, también son un peligro para los astronautas. La intensidad de las tormentas solares se mide de acuerdo a la mayor o menor cantidad de manchas que aparece en la superficie del astro.

El grupo científico que pronosticó el comienzo del ciclo de tormentas no se puso de acuerdo sobre cuál será su intensidad. La mitad dijo que será moderada, con alrededor de 140 manchas solares, que llegarán a su máximo de actividad en octubre de 2011. El resto dijo que el ciclo será relativamente débil con alrededor de 90 manchas con una actividad máxima en agosto de 2012.

"Al dar un pronóstico de largo plazo estamos entrando en un nuevo campo, el clima del espacio, el cual todavía está en ciernes", ha señalado David Johnson, director del Servicio Meteorológico Nacional de NOAA. Esta es la tercera vez que se formula un pronóstico sobre la actividad solar, pero ninguno de los dos anteriores cubrió una etapa amplia.