Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Vaticano concluye la primera fase para la beatificación de Juan Pablo II

Los miles de documentos que justifican la santidad de Karol Wojtyla han sido "sellados" en un acto celebrado en Roma en el segundo aniversario de su muerte

Los devotos de Juan Pablo II han dado este mediodía un paso importante para su beatificación, coincidiendo con el segundo aniversario de su muerte: el "sellado" de los documentos que acreditan su santidad, acción con la que concluye la fase diocesana de todo proceso de beatificación. Ahora, toda la documentación pasa al Vaticano, que tiene la última palabra para declararle beato.

Esta primera fase diocesana se ha cerrado con una solemne ceremonia celebrada en la basílica de San Juan de Letrán, la catedral de Roma, presida por el cardenal vicario, Camillo Ruini, y a la que han asistido miles de fieles, muchos de ellos venidos de fuera de Italia, conocidos ya como "el pueblo de Wojtyla santo ya". Entre ellos estaban también numerosos cardenales y políticos italianos y el presidente de Polonia, Lech Kaczynski. La ceremonia, como manda la normativa, se desarrolló en latín. El notario Giuseppe Gobbi ha exhibido las actas y documentos estudiados en el Vicariato de Roma "sobre la vida y virtudes, además de los milagros, del Siervo de Dios Juan Pablo II, cuyo nombre de pila fue Karol Wojtyla, Sumo Pontífice".

Tres cajas llenas de cartas, documentos y testimonios han sido selladas y lacradas en medio del silencio y conmoción de los asistentes. La documentación ha sido recogidos durante años por el sacerdote Sladomir Oder, postulador de la causa. El más conocido es el que acredita la curación "milagrosa" de la monja francesa Marie-Simon-Pierre, que tras implorar al difunto Juan Pablo II y escribir su nombre en un papel vio como desaparecían todos los síntomas y dolores del avanzado Parkinson que padecía.

La curación de la religiosa francesa ha sido elegida porque se produjo dos meses después de la muerte de Juan Pablo II, pues para recibir la beatificación se requiere un milagro obtenido a través de su intercesión y que se verifique después del fallecimiento. Este "milagro" ha sido el escogido entre otras decenas de casos para que ahora sea estudiado junto al resto de la documentación por la Congregación para la causa de los Santos, encargada de la segunda fase de la beatificación. La religiosa ha asistido hoy al acto celebrado en la catedral de Roma, San Juan de Letrán, donde ha tenido lugar el sellado de los documentos.

El cardenal Ruini ha destacado la santidad del papa polaco, del que dijo que luchó en defensa de la vida, contra el aborto y la familia con el mismo espíritu que lo hizo contra el totalitarismo comunista y en favor de la justicia y la paz.

Dos años de su muerte

No es el único acto que tiene hoy a Juan Pablo II en el centro de atención. Esta mañana tambien ha tenido lugar una misa ante la tumba del Pontífice, oficiada por el cardenal Stanislaw Dziwisz; además, a partir de las 17.30, el Papa Benedicto XVI presidirá una homilía en el altar mayor de la Basílica de San Pedro.

El proceso de beatificación de Karol Wojtyla se abrió el 28 de junio de 2005 en Roma, después de que, por expreso deseo de su sucesor, el papa Benedicto XVI, se suprimiera el requisito de que deben pasar cinco años desde la muerte del candidato, como establece el Código de Derecho Canónico.

Sin embargo, tanto el postulador como el Prefecto de la Congregación de la Causa de los Santos, el cardenal portugués José Saraiva Martins, han asegurado en varias ocasiones que se respetarán todas las etapas para la canonización de Juan Pablo II.

Después de que se llegue la beatificación, se pasará a un segundo proceso para la aprobación de un segundo milagro que permitirá la subida del Papa polaco a los altares.