Los obispos creen "ridícula" la decisión de un colegio público de Zaragoza de no celebrar el festival de Navidad

Los profesores aducen que no desean molestar a los alumnos de otras religiones, y aunque habrá adornos, no se celebrará la fiesta

El portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, ha asegurado hoy que “negar la Navidad” “es una postura forzada, artificial y ridícula”, en respuesta a la decisión de un colegio público de Zaragoza que ha decidido suprimir el festival de Navidad de este año.

Más información
Los obispos despiden por sexta vez a una docente que ya ganó cinco pleitos

El claustro de profesores del centro Hilarión Gimeno no ha incluido los actos navideños en la programación anual por haber alumnos de varios credos y culturas, y por falta de espacio adecuado, según informa el diario Abc. Esa suspensión afecta a los actos propios del festival de navidad, pero no incluye los`adornos y otro tipo de manifestaciones. Los villancicos de contenido religioso se han sustituido por canciones navideñas y poemas y el tradicional reparto de regalos se ha suspendido.

Los padres han protestado contra esta decisión, y están recogiendo firmas para reclamar que, si no este año, al menos la Navidad se vuelva a celebrar en el colegio en 2008. De un total de 350 familias, ya hay recogidas más de 230 firmas, según uno de los padres, citado por el periódico.

El gobierno de Aragón defiende al colegio

La reacción de los Obispos no se ha hecho esperar. “Que el Estado sea aconfesional no quiere decir que la sociedad sea aconfesional. La sociedad tiene diversas creencias y debe poder expresar su fe religiosa; y hay posturas que resultan forzadas, artificiales y ridículas”. Entre ellas, “negar la Navidad”, ha afirmado el portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino.

El gobierno aragonés ha defendido por su parte la autonomía de colegio público para suprimir el festival de navidad de este año y ha apelado al diálogo respetuoso entre padres y profesores del centro. El presidente aragonés, Marcelino Iglesias, ha hecho as`?i un llamamiento "a que se hagan las cosas bien, al sentido común y al buen entendimiento" y señaló que la decisión del colegio no contraviene la ley aragonesa, ya que ésta "no obliga a hacer fiestas navideñas ni las prohíbe".

La Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa) ha acusado al colegio público "Hilarión Gimeno" de Zaragoza de practicar lo que califica como "la intolerancia del laicismo que promueve el Gobierno", al suprimir cualquier referencia a las fiestas navideñas por ser un centro laico. En un comunicado, esta organización su apoyo a los padres de alumnos del centro, que han puesto en marcha una campaña de recogida de firmas en defensa de la tradicional celebración de Navidad.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS