Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alumnos extranjeros matriculados en España se han multiplicado por ocho en diez años

El gasto público en Educación sube por quinto año consecutivo pero sigue siendo inferior a 1996

El número de alumnos extranjeros matriculados en la educación no universitaria se han multiplicado por ocho en una década, pasando de 57.000 en 1995 a 529.461 en el curso pasado (2005-2006), con un aumento respecto al curso anterior de 70.170 alumnos (un 15,3% más), según ha puesto de manifiesto hoy la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, durante la presentación de los datos para el curso escolar que empieza la próxima semana.

Estas cifras significan que el alumnado extranjero representa el 7,4% del total de alumnos de las enseñanzas no universitarias de régimen general. En cuanto a las previsiones para el próximo curso se estima un incremento similar, aunque es difícil de precisar, ya que una parte del aumento del alumnado extranjero se debe a la incorporación al sistema educativo de niños ya nacidos en España pero de padres inmigrantes. En concreto, en cuanto a la distribución del alumnado extranjero no universitario, el 43,6% procedía de América del Sur, el 27% de Europa, el 19% de frica, el 4,8% de Asia y Oceanía, el 3,6% de América Central y el 1% de América del Norte.

En cuanto a las comunidades, los datos relativos al curso anterior reflejaron diferencias significativas, siendo las autonomías que cuentan con mayores porcentajes las Islas Baleares (12,2%), Madrid (11,4%) y La Rioja (11,2%); frente a Galicia (2,4%), Extremadura (2,1%) y Ceuta (1,6%), con los menores porcentajes. Según Cabrera, para este año ya está en vigor una nueva disposición de la Ley Orgánica de Educación (LOE) por la que se favorece la escolarización del alumnado que se incorpora tardíamente como en el caso de los inmigrantes.

Menos alumnos en la universidad

Al margen de esta subida, los alumnos universitarios descienden en 20.415 y se sitúan en 1.423.396 entre las carreras de ciclo largo y corto. Por otra parte, Cabrera ha informado que Educación tiene previsto poner en marcha durante este curso el Observatorio en Convivencia Escolar para evitar los problemas de convivencia, un tema que "desde el Gobierno ya se está abordando". En este sentido, se ha referido a la asignatura Educación para la Ciudadanía y Derechos Humanos, que servirá como complemento de una educación que "debe ser transversal".

En cuanto al presupuesto, el gasto educativo de las administraciones públicas sube este año 3.549,2 millones de euros y pasa del 4,4 de 2005 al 4,47% del PIB, con lo se confirma la tendencia de recuperación iniciada en 2002, aunque la tasa sigue debajo de los niveles de hace diez años, 4,63 por ciento en 1996 y 4,52% en 1997. Cabrera ha recordado que las partidas educativas del Estado subirán el 27% en 2007. También suben las becas y ayudas al estudio hasta los 1.002,4 millones de euros en total.

Los profesores de toda la educación no universitaria, 606.141, suponen un incremento del 3,7% sobre el curso anterior y una relación de 11,6 alumnos por docente. La ratio por aula en 2004-2005 fue de menos de 20 alumnos en Infantil, 21 en Primaria y 25 en ESO, con datos más bajos en el conjunto de centros públicos porque atienden zonas rurales y despobladas. Cabrera ha destacado que ha cambiado por vez primera desde 2000 el nivel de abandono educativo temprano de alumnos que no siguen estudiando después de la ESO. Este dato bajó en 2005 casi un punto sobre 2004 y se situó en el 30,8%, aunque es más del doble de la media de la UE (15,2%).