Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Reino Unido ilegalizará la posesión de pornografía violenta

La nueva ley acarreará penas de hasta tres años de cárcel

El Reino Unido ilegalizará la posesión de pornografía violenta y extrema con la creación de un nuevo delito que acarreará penas de hasta tres años de cárcel, según ha anunciado hoy el Gobierno británico. Hasta la fecha, la legislación británica sólo tipificaba como delito la publicación o producción de imágenes pornográficas violentas, pero no la posesión de ese material.

Ahora, el Ejecutivo introducirá una nueva ley que prohibirá la tenencia de material pornográfico "que muestre violencia que es o parece ser una amenaza para la vida, o que pueda resultar en graves heridas o minusvalías". "Ese material no tiene sitio en nuestra sociedad, pero Internet ha hecho que ese material sea accesible con mayor facilidad y que los controles existentes se hayan violado. Debemos actuar contra esto", ha afirmado el secretario de Estado del Interior, Vernon Coaker. "La mayoría de la gente cree que ese tipo de pornografía violenta y extrema es totalmente detestable", ha agregado Coaker.

La decisión gubernamental supone una victoria para la familia de Jane Longhurst, de 31 años, una maestra asesinada en 2003 por un hombre obsesionado con visualizar páginas de necrofilia en Internet. Los familiares de Longhurst, oriunda de Brighton (sur de Inglaterra) habían lanzado una intensa campaña para impedir el acceso a pornografía violenta en el Reino Unido.

La madre de la difunta, Liz Longhurst, de 74 años, se ha declarado "muy satisfecha" de que el Gobierno haya escuchado sus reivindicaciones y haya emprendido acciones contra "esos portales de Internet horrorosos que pueden tener tanta influencia corruptiva y hacer apología de la violencia sexual extrema".

La señora Longhurst, de Reading (sur de Inglaterra), llegó a reunir 50.000 firmas que respaldaban su iniciativa y fueron presentadas ante el Parlamento, donde varios diputados le dieron también su apoyo.

El parlamentario por la circunscripción de Reading, Martin Salter, ha calificado la decisión del Gobierno como "una gran noticia", aunque la organización contra la censura Libertarian Alliance ha manifestado sus reservas. "Si criminalizas la posesión de material pornográfico violento le das a la Policía poderes inquisitoriales para entrar en tu casa y ver lo que tienes", ha comentado el director de esa organización, Shaun Gabb.