_
_
_
_
_

¿Estas sandalias doradas de Zara provocan quemaduras en los pies?

El caso de una sevillana que denunció cómo un uso de 20 minutos le provocó estas heridas se ha convertido en viral.

sandalias zara
Facebook Elsa Sarmiento / Zara

Elsa Sarmiento se ha convertido en una celebridad digital, muy a su pesar, en cuestión de horas. Unas sandalias doradas de Zara tienen la culpa. Las fotos que compartió en su página de Facebook con las supuestas quemaduras que le han provocado por un uso de 20 minutos han dado la vuelta a España. Ha sido tan comentado su caso, que, por cosas de la viralidad que domina los medios, hoy se ha pasado el día rodando con un equipo de Canal Sur su historia sobre cómo unos zapatos de Zara le han destrozado los pies. Todo empezó el lunes, cuando subió esta actualización a su red social: «Quiero hacer público el daño que uno de los productos de la marca Zara me ha hecho. Se trata del modelo de sandalias que podéis visualizar, compradas hace relativamente poco y con apenas tres usos. Mis pies han sufrido claramente quemaduras provocadas por estos zapatos. Podéis observar el tamaño de ellas. Este daño fue producido la noche del sábado, el pie sudó y el material de la parte superior me quemó de esta manera tan atroz. No tiene ningún tipo de lógica, ya que es un producto destinado al verano y por consecuente, al calor. Este producto, según he podido observar, ha sido altamente vendido. Estoy segura que no soy la única a la cual le ha pasado esto. Me parece una vergüenza que un zapato así pueda provocar este tipo de daños, su precio es de 40 euros. Hago este llamamiento para que la marca Zara tome medidas y retire este producto. Además, para que ninguna otra persona se vea afectada con la compra del mismo. No se puede consentir que un producto así atente contra el consumidor».

Sarmiento, una joven sevillana, denunciaba las heridas que unas plataformas de la principal enseña de Inditex habían causando en sus pies. El drama veraniego de estrenar sandalias, con sus (inevitables) rozaduras los primeros días, va un paso más allá en las imágenes que acompañan su post y muestran el estado de su piel después de haberse puesto los zapatos. Su caso ha indignado a la comunidad digital y su historia ya se ha compartido más de 24.000 veces (y subiendo) en Facebook. Las sandalias en cuestión son unas planaformas con tiras cruzadas en dorado (también disponibles en color burdeos) y suela track que al parecer han arrasado en ventas. Actualmente están agotadas en la web y, después de que blogueras e instagramers les hayan dado visibilidad, algunos usuarios se preguntaban en Twitter si estos zapatos de 39,95 euros se convertirían en otra plaga a la altura de la famosa chaqueta amarilla. Tras la viralidad con la que se ha difundido el testimonio de esta afectada por el uso del famoso modelo, las sandalias han acaparado la conversación en las redes sociales y los comentarios van en todos los sentidos: desde que los que certifican su comodidad hasta los que aseguran que también han sufrido en sus carnes algo parecido («Rajan los pies, yo las tengo y las voy a devolver», comentaba una chica en este post de Instagram).

«A mí me han contactado a través de Facebook unas cien chicas para decirme que tenían los pies igual que yo tras ponerse tanto estas sandalias como otras muy parecidas que vende Stradivarius», nos cuenta Sarmiento al otro lado del teléfono. «Ahora mismo tengo el Facebook colapsado y he decidido crear un grupo en el que hay unas cincuenta personas para ir compartiendo nuestra situación». Según afirma, el pasado sábado salió de casa con las sandalias de la discordia y tras ir conduciendo un rato y caminar 20 minutos empezó a notar como el pie le ardía. «Me las quité y vi que tenía quemaduras en apenas un rato de uso. Y otras chicas me han contado que han sufrido un problema similar habiéndoselas puesto aún menos tiempo o incluso estando sentadas en el trabajo», explica la joven. «Tengo un parte de lesiones. Cuando fui al dermatólogo, la doctora no se podía creer que esto me lo hubieran provocado unas sandalias. La causa no está clara pero podría ser el material que, con el calor, produce esta reacción. Me han recetado rosa mosqueta y tengo que vigilar que las heridas se curen bien, de lo contrario me podrían quedar manchas negras en la piel».

Sarmiento nos confiesa que se encuentra un tanto sobrepasada por la situación. Cuando el lunes decidió contar su historia en Facebook lo hizo con ánimo de aconsejar a otras chicas que tuvieran cuidado con las sandalias pero jamás se imaginó que su historia pudiera hacerse viral ni que su experiencia acabaría en las noticias. Su publicación también ha provocado la respuesta de Zara que «se puso en contacto conmigo para pedirme las sandalias y poderlas analizar. No me han ofrecido la devolución del dinero pero tampoco es esa mi intención. Sí que sé que otras chicas están solicitando que se les devuelva el importe tras acabar con los pies como los míos». ¿Vas a emprender alguna acción legal? –le preguntamos–: «FACUA (asociación que defiende los derechos de los consumidores) aconseja que los afectados pongamos una reclamación en la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios). Yo lo voy a hacer. Además, en casos más extremos con heridas permanentes se podría poner una denuncia por daños y perjuicios, según me han asesorado», contesta.

Fuentes del departamento de comunicación de Zara, por su parte, aclaran a S Moda que «las sandalias cumplen todos los estándares de seguridad y salud y este es caso aislado, el único del que tenemos conocimiento». La firma se ha puesto en contacto con la afectada (tal como se puede observar en el post de Facebook de Sarmiento y como ella misma ha confirmado) para pedirle las disculpas pertinentes y hacerse cargo de las sandalias. Según cuenta el equipo de comunicación de la marca capitaneada por Amancio Ortega, «estudiarán las sandalias de la joven para descartar que esa unidad en concreto tuviera algún problema». Además han analizado los modelos que aún quedan disponibles en tienda y han confirmado que «cumplen los requisitos de seguridad y salud por lo que no serán retiradas». La composición de las plataformas es poliuretano, el mismo material con el que están hechos otros tantos diseños del gigante low cost.

«A mí me gustaría que las retiraran para que a nadie más le pase lo mismo», confiesa Sarmiento. «Además según tengo entendido, están dando diferentes versiones a la prensa: primero que no estaban en la tienda online por rotación de producto o que las habían quitado por decisión interna y ahora que están agotadas». Lo que está claro, según repite la joven varias veces durante nuestra conversación, es que su caso es solo el más visible de una serie de chicas con los pies marcados por las sandalias doradas del momento.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Clara Ferrero
Es redactora en S Moda, revista en la que ha desarrollado la mayor parte de su carrera. También es cocreadora de 'Un Podcast de Moda', el primer podcast en castellano especializado en la temática. Es licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, y especialista en Comunicación de Moda por la Universidad Complutense.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_