_
_
_
_

Me voy al campo con mi ordenador de madera

La fantasía del diseñador Marlies Romber une ecología y tecnología en este «sobremesa». No le falta detalle.

Ordenador de madera
Marlies Romberg

Esto tan bonito es: un todo incluido: escritorio, ordenador, ratón y pantalla.

No podemos vivir sin él porque: todos los urbanitas tenemos la fantasía de irnos a una aldea desierta, lejos de todo, donde reine la paz. Y en este remanso tener una crisis nerviosa a las dos horas porque no podemos conectarnos a las redes. ¡Ah, la terrible lucha interna entre ecología y tecnología!

Es idea de: el ilustrador Mariels Romberg. Tuvo su momento de gloria hace un par de años en los blogs, pero nos apetece recordarlo. Sólo lo puedes conseguir por encargo y no nos han confirmado su uprecio. Es lo que tienen los prototipos arty. Si lo quieres, visita la web del diseñador, haz un click sobre el objeto y disfruta con los detalles.

Bola extra: como complemento perfecto para tu eco-tecno-cabaña, lo mejor es una chimenea como esta de Adrian Design.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_