_
_
_
_
_

Lo más moderno en periodismo online es imprimir en papel

Varias publicaciones digitales sacan ediciones físicas de diseño preciosista

rookie cover
Drawn&Quarterly

Cada vez más publicaciones online deciden salir a la calle con un número en papel. Desde hace un par de días está disponible el esperado Yearbook One de Rookie, la revista digital de Tavi Gevinson. La publicación no es barata (31 euros en Amazon) pero está concebida más como un libro de mesita de café e incluye varios bonus, como una especie de corona de cumpleaños hecha por el dúo de artistas Meadham Kirchhoff y un disco. La editora prodigio explicó en su web que su primera revista en papel “no se trata de un patético copy-paste de la edición digital. Teniendo en cuenta que nuestro contenido se puede leer gratis online, queríamos aprovechar la oportunidad del papel (…). Tengo una debilidad por las revistas y creo en el poder de las pocas que puedes coger con las manos y prometo que esto será una experiencia distinta”.

Quienes se lanzan a la aventura suelen citar cierto fetichismo y esa solidez del papel de la que habla Gevinson. Eduardo García y Adriano Batista, creadores de la web Fucking Young están a punto de lanzar el primer número de su revista semestral.  “Queríamos tener algo tangible. En una web nadie mira un editorial de fotos de hace dos semanas. ¿Quién busca en los archivos?”. Para sacar la publicación, que costará 15 euros en España y 25 en el resto de países y se venderá en boutiques y galerías, García y Batista han tenido que invertir las ganancias en publicidad de todo un año. “Nos lo jugamos todo a una carta, no es fácil de asimilar”. Aún así, como fanáticos de las revistas –García confiesa un gasto mensual de unos 150 euros al mes en papel impreso– la idea siempre les rondó. El primer número, que sale con una tirada inicial de 10.000 ejemplares, se llama Blond Issue y gira en torno a eso, la rubiez. Un concepto que cada fotógrafo ha adoptado a su manera.

Aunque sus publicaciones no tienen nada que ver ni van dirigidas al mismo tipo de público, en Fucking Young seguramente firmarían por poder exhibir dentro de un par de meses los resultados de Jot Down. La revista digital de cultura celebró antes del verano su primer aniversario publicando un número en papel que ha resultado ser un éxito. La primera edición se agotó en dos semanas y están a punto de acabar también con la segunda. En total, han despachado unos 10.000 ejemplares de un número de 230 páginas sin un solo anuncio. Carlos Foguet, director de comunicación de la revista, explica los motivos que les llevaron a liarse con la imprenta: “nos gusta el olor de la tinta y el papel, el sonido al pasar las páginas, hacer anotaciones en los márgenes…Pero también hay algo más. Creemos que en España aún falta mucho para cambiar la mentalidad analógica, que no se toma del todo en serio lo digital”. La revista en papel tendrá periodicidad trimestral y en octubre llega el segundo número, con las series de televisión como tema principal. “Superada la prueba del número 1 si pérdidas económicas, creemos que paradójicamente, es el papel lo que nos hará salir adelante”, explica Foguet.

Estel Vilaseca, que edita la revista digital de moda  It Fashion desde 1999 (en versión blog desde 2006), también compartía la sensación de Foguet de que, para que te tomaran en serio en la prensa tenías que tener papel. Con mucho esfuerzo, no sólo económico, consiguió sacar cuatro números de su revista, pero de alguna se sintió “desbordada”. Una cosa es llevar el preciosismo y el amor por el detalle (que salta la vista al ver It) a una retícula de internet y otra a un objeto, que permanecerá para siempre. Finalmente, ha vuelto a su medio original, aunque se lleva algunas lecciones de su flirteo con el papel. A finales de mes, estrenará un rediseño pensado para que la web se parezca más a una revista tradicional. “En el medio online todavía quedan muchas cosas por hacer”, resume.

Otra de las pioneras fue Style.com, que también edita su versión Print. The New York Times ha alabado la revista de papel de la web de Condé Nast por su gran capacidad "para transmitir lo que ocurre behind the scenes en las pasarelas". Además, Style.com Print está considerada como el perfecto resumen de lo que ocurre en la industria cada temporada. Lo bueno y lo malo. Una vez que el tiempo ha dejado tiempo para reflexionar las opiniones. 

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_