_
_
_
_

La solución para que tu camiseta vuelva a ser blanca es este jabón que ya usaba tu abuela

Ya lo dijo Victoria Beckham: para que sea básica y perfecta, tiene que estar inmaculada. ¿El truco? El jabón potásico, un comodín quitamanchas que pasa de una generación a otra.

Camiseta blanca, vaquero azul: el uniforme clásico de la moda es también para Victoria Beckham.
Camiseta blanca, vaquero azul: el uniforme clásico de la moda es también para Victoria Beckham.Getty Images (GC Images)

El agua de rosas como tónico facial, la cucharita para rizar pestañas, nunca dormir con el pelo mojado… algunas lecciones de belleza que aplican las mujeres con más estilo no salen de ninguna revista sino de esa inagotable fuente de sabiduría que emana de la experiencia de abuelas y madres. Ellas aprendieron primero que la versatilidad de un producto marca su éxito para transmitir a las que venimos después toda una serie de gestos, trucos domésticos y secretos probados de valor incalculable. Por eso cuando en YouTube empiezan a proliferar tutoriales caseros sobre un producto al que todas las madres ya profesaban devoción merece la pena hacer un análisis a fondo. Hablamos del jabón potásico y su potente efecto quitamanchas.

Qué es el jabón potásico
El jabón potásico está compuesto por tres ingredientes principales: agua, lípidos e hidróxido de potasio. La mezcla resultante tiene amplias aplicaciones: desde la eliminación de casi cualquier mancha de un tejido, hasta abono para la tierra o insecticida para las plantas. En numerosos blogs y foros de Internet se alaban sus resultados para borrar restos de salsa de tomate, chocolate, aceite, tinta o sudor en prendas de algodón como esa camiseta blanca favorita que llevamos años utilizando o el body de un bebé. Es muy fácil de encontrar, ya que se comercializa en supermercados y droguerías, y tiene un precio inferior a dos euros. Es esa lata con pegatina retro y gelatina marrón que desde siempre se guarda en un armario de la cocina de tus abuelos.

Jabón Potásico Quitamanchas Beltrán: el secreto de siempre para que el blanco vuelva a ser blanco.
Jabón Potásico Quitamanchas Beltrán: el secreto de siempre para que el blanco vuelva a ser blanco.Cortesía de Mercadona

Nos lo confirma Mara Beltrán, responsable comercial y de marketing de Jabones Beltrán, la marca más extendida en este tipo de jabón en nuestro país: «Es un excelente limpiador específico para manchas de aceites, grasas, mantecas, pigmentos, maquillajes o similares, y es un producto muy eficaz en todos los tejidos, tiene excelentes resultados en prendas blancas y de algodón». En Mercadona, que distribuye el producto, recomiendan conservar el recipiente cerrado y en un lugar fresco, a ser posible ventilado y siempre alejado del calor y del frío.

¿De verdad devuelve el blanco a una camiseta?
Así es, gracias a su acción sobre las fibras del tejido el jabón potásico es capaz de eliminar manchas de sudor «y también malos olores de las prendas guardadas en cajones y armarios durante años», confirma Beltrán. Este jabón es un producto casi centenario. Se fabrica desde los inicios de la empresa en 1922 y tanto la fórmula como su proceso de fabricación se siguen manteniendo intactos, es 100% natural y artesanal.

La obsesión por la camiseta blanca perfecta no solo ha copado los anuncios clásicos de detergente sino que es compartida por la industria de la moda. La propia Victoria Beckham no solo tiene una sección de su armario dedicada exclusivamente a esta prenda sino que además diseñó para su marca propia la camiseta blanca perfecta, a un precio de 90 euros: «La camiseta blanca básica y perfecta tiene un corte masculino es decir, no está entallada, y tiene estructura pero no debe quedar demasiado grande», contó en una ocasión.

Blanca, masculina e impoluta: la camiseta de 90 euros que diseñó Victoria Beckham.
Blanca, masculina e impoluta: la camiseta de 90 euros que diseñó Victoria Beckham.Victoria Beckham

Jabón potásico, un cepillo y agua: todo lo que necesitas
El modo de uso que se repite en Internet coincide con el que recomienda la marca y es bastante sencillo: se distribuye el jabón sobre la mancha y con la ayuda de un cepillo humedecido se frota la prenda durante diez segundos. Si hay rastro en pespuntes o dobladillos se mejora el resultado si frotamos con un cepillo pequeño, como uno de dientes. A continuación, se lava en la lavadora con el procedimiento habitual y lo que mejor funciona es elegir un programa de baja temperatura.

Vuelta a lo sencillo
«Es un hecho que el consumidor busca productos eficaces que generen el menor impacto posible en la salud y en el medio ambiente. Y esto implica volver a productos más sencillos, más tradicionales. Ya no es tan valorado utilizar un producto específico para cada tipo de prenda, o de suelo, o para cada habitación de la casa, ni que sean extra desinfectantes porque esta diversificación se consigue por la sobrecarga de ingredientes sintéticos que no son necesarios para cumplir la función principal: limpiar», opina Beltrán. «Los evidentes problemas medioambientales y afecciones relacionadas con enfermedades ambientales o alergias a ingredientes demuestran que estamos sobrecargados de ingredientes tóxicos, de procedencia petroquímica. En una época en la que por lo general ‘ecológico’ es garantía ya demostrada de calidad y eficacia, los productos ecológicos de limpieza son la opción más sostenible y saludable», añade.

Este regreso a lo de siempre plantea hoy, sin embargo, un compromiso medioambiental de difícil solución para el consumidor: la ausencia de envases plásticos. «En España las opciones de adquirir envases de limpieza hechos de bioplásticos son todavía muy escasas y poco asequibles, y la oferta de plásticos reciclados tampoco es mucho más extensa, dada la baja tasa de reciclaje de calidad que hay en nuestro país», reconoce Beltrán. «Estamos muy atentos a las opciones que surgen en ese ámbito. Lo que sí llevamos haciendo desde hace tiempo es utilizar plásticos que sean 100% reciclables», dice. De hecho la línea Biobel de la marca acaba de reducir al mínimo el gramaje de plástico, todos sus envases son rellenables y reutilizables y han tomado medidas para que el reciclaje de sus frascos sea de calidad y consiga generar un plástico de segunda vida, con etiquetas plásticas para un reciclado conjunto con la botella –sin necesidad de separarlos en casa–, adhesivos hidrosolubles y materiales de color natural y blanco.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_