_
_
_
_
_

Las diputadas polacas se visten de bandera arcoíris para enfrentarse a la homofobia del primer ministro

Las diputadas de izquierda se aliaron para visibilizar su rechazo ante las políticas ultras del primer ministro en un discurso de investidura.

Las diputadas de la izquierda polaca se aliaron para vestirse de la bandera arcoíris en el parlamento.
Las diputadas de la izquierda polaca se aliaron para vestirse de la bandera arcoíris en el parlamento.Getty

«Queríamos recordarle al presidente Andrzej Duda que  en la constitución hay una garantía de igualdad para todos», dijo a Reuters la parlamentaria de izquierda Anna Maria Zukowska. Las diputadas de la oposición polaca del parlamento formaron el jueves un arcoíris con sus estilismos en el discurso de la toma de investidura del presidente Andrzej Duda en solidaridad con la comunidad LGBT, especialmente después de que éste fuese acusado de realizar una campaña llena de retórica homofóbica.

Duda, un aliado del gobernante partido nacionalista Ley y Justicia (PiS), argumentó antes de la votación de julio que las lesbianas, gays, bisexuales y transgénero «no son personas, es una ideología». Sus palabras han sido condenadas por la oposición y miembros de la comunidad internacional.

Andrzej Duda, junto a su mujer Agata y tras él, las diputadas vestidas de bandera LGTBI.
Andrzej Duda, junto a su mujer Agata y tras él, las diputadas vestidas de bandera LGTBI.Getty

Las parlamentarias, de la alianza de los partidos de izquierda de Polonia, llevaban máscaras de arcoíris y atuendos en tonos de arcoíris, sentados en filas, mientras Duda habló el jueves en la cámara baja del parlamento, el Sejm. También posaron dentro y fuera del parlamento con arcoíris y banderas polacas blancas y rojas.

«No queremos una situación similar durante su próximo mandato a la que hubo durante su campaña, cuando el presidente deshumanizó a las personas LGBT negándoles el derecho a ser personas», dijo Anna Maria Zukowska, según recoge Reuters. PiS ha argumentado que los derechos LGBT son parte de una ideología extranjera invasiva que socava los valores polacos y la familia tradicional.

La bandera del arcoíris, que surgió por primera vez como símbolo de solidaridad para los activistas por los derechos de los homosexuales en los Estados Unidos a fines de la década de 1970, se ha convertido en un símbolo en Polonia. El arresto de tres activistas por colgar banderas de arcoíris en monumentos en Varsovia esta misma semana ha aumentado las tensiones políticas después de que funcionarios gubernamentales llevaran días pidiendo a la policía que encontrara y castigara a los perpetradores.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_