Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Teresa Rodríguez aspira a crear un partido andalucista a la izquierda del PSOE y abre una brecha con IU

Los once diputados de Podemos mantendrán el escaño durante toda la legislatura

La coordinadora de Podemos Andalucía y portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, este jueves, PACO PUENTES

La salida de Teresa Rodríguez y de su equipo de Podemos ha abierto un mar de incertidumbres en la coalición Adelante Andalucía, la marca electoral con la que concurrieron Podemos, Izquierda Unida, Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista en las elecciones autonómicas del 2 de diciembre de 2018. En una rueda de prensa multitudinaria, Rodríguez afirmó que pretende crear “un sujeto político propio andaluz” con aspiraciones andalucistas, feministas y ecologistas y a la izquierda del PSOE.

Rodríguez sigue apostando por la marca Adelante Andalucía, pero para eso necesita hablar con IU. Y hasta ahora no lo ha hecho. El coordinador andaluz de IU, Toni Valero, insiste en que el acuerdo compete a ambas organizaciones y si Rodríguez se va, la interlocución recaerá en la futura dirección política que salga de la asamblea ciudadana andaluza. Será entonces cuando el coordinador estatal, Pablo Iglesias, podrá poner a dirigentes afines a sus tesis.

La marca Adelante Andalucía está registrada en el Ministerio del Interior como partido político. Se hizo en diciembre de manera preventiva para evitar que otros grupos se adelantaran. IU sostiene que sin su aval expreso ese nombre no lo puede usar a su antojo la líder de Anticapitalistas.

La aún coordinadora de Podemos mantendrá su escaño hasta el final de la legislatura. El grupo parlamentario de Adelante Andalucía está formado por 17 diputados: 11 son de Podemos y seis de IU. Nadie dimitirá. “No vamos a regalarle a IU 11 diputados”, dijo Rodríguez.

En principio pretenden un cambio ordenado y pactado. Pero hay muchas dudas. “Hay un acuerdo estatal. No es una división, sino una separación acordada”, afirmó Rodríguez. Esta pretende funcionar con “autonomía” dentro del grupo parlamentario, pero IU ya ha advertido de que las decisiones políticas, más allá de las cosas relacionadas con la intendencia, se deciden en los órganos de los partidos.

En el fondo de la decisión de Teresa Rodríguez y su equipo está no solo el fracaso de crear una voz propia andaluza dentro de Unidas Podemos, a lo que siempre se ha negado Pablo Iglesias. Lo que ha precipitado la ruptura consensuada es el entendimiento con el PSOE. La coalición de Podemos y los socialistas en el Gobierno central fue apoyada por el 97% de los inscritos en Andalucía, lo que supuso una derrota en toda regla de la posición que defendía la dirección de Podemos Andalucía. Por el contrario, IU Andalucía mantiene total sintonía con los pasos de su coordinador estatal y ministro de Consumo, Alberto Garzón.

IU cree que la convivencia con los de Teresa Rodríguez en el Parlamento se hará con el piloto automático hasta que Podemos elija a su nueva dirección, pero están preparados para las emboscadas que desde otros grupos de la Cámara puedan plantearles con iniciativas sobre el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos.

Teresa Rodríguez no descartó presentarse a las próximas elecciones andaluzas previstas para 2022. Ella siempre había dicho que su ciclo en el Parlamento era el de dos legislaturas, plazo que acaba precisamente en esa fecha.

Kichi: "Es una oportunidad de recuperar el espacio andalucista"

Tan cerradas están las filas en Cádiz en torno a Teresa Rodríguez que José María González ‘Kichi’ – alcalde de la ciudad, integrante de Anticapitalistas y pareja de Rodríguez– pronto ha dejado clara su adhesión al proyecto de la líder andaluza. El regidor ha mostrado su “total apoyo” tanto a Rodríguez como a su equipo en el divorcio pactado con Podemos, al final de una rueda de prensa celebrada en el Ayuntamiento de la ciudad por otra cuestión municipal. Para González, la ruptura “no pasa por el desencuentro, los portazos y los cuchilleos de la política”.

La salida de Rodríguez es, para el alcalde de Cádiz, la oportunidad de “recuperar un espacio andalucista”. “No es un adiós, sino un hasta luego. Que el bloque frente a las derechas no pase por el susanismo, que esté a la izquierda del PSOE, es una oportunidad que no debíamos dejar pasar", ha recordado el político que se presentó a las últimas elecciones municipales de 2019 como líder de la agrupación Adelante Cádiz, que integra a Ganar Cádiz (agrupación de IU) y a Podemos Cádiz.

González ha aclarado que la ruptura andaluza “no tiene incidencia” en la estructura local. De hecho, Kichi no tiene cargo orgánico dentro de la formación morada en Cádiz y la secretaria de organización del partido en Cádiz, Laura Mingorance, es también del sector Anticapitalista. Aunque Mingorance aún no se ha pronunciado, la rama que integra a González es la mayoritaria del partido en la ciudad. Más en duda está cómo encajará Ganar Cádiz su alianza local en el puzzle autonómico. Para Martín Vila, teniente de alcalde en el Ayuntamiento y militante de IU, el “espacio unitario” gaditano seguirá existiendo bajo el paraguas de Adelante Cádiz, aunque ha reconocido que “habrá que ver cómo se arma a nivel andaluz, provincial y local”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información