Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

15 sindicalistas aceptan una multa por robar en un súper en Écija

La Fiscalía pide un año y medio de cárcel para los otros cinco que sí irán a juicio por asaltar un establecimiento en 2012

Sindicalistas robo Ecija
Sindicalistas del SAT en la puerta de los juzgados antes del juicio. Europa Press

Quince de los 20 miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) acusados de asaltar un supermercado de Écija (Sevilla) en 2012, del que se llevaron varios carros de la compra llenos de alimentos, han aceptado una pena de seis meses de cárcel, que podrá ser sustituida por una multa de 720 euros, a cambio de no ir a un juicio por el que la Fiscalía y Mercadona, que ejerce como acusación particular, piden para cada uno de ellos un año y seis meses por un delito de robo con violencia. Los otros cinco, entre ellos el líder de la organización, Óscar Reina, sí se enfrentarán al proceso judicial.

El 7 de agosto de 2012, en plena crisis económica, varios miembros del SAT, encabezados por el alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, figura relevante de ese sindicato, irrumpieron en un supermercado de Écija para perpetrar lo que ellos denominaron “expropiación de alimentos” de primera necesidad. Era habitual que durante esa época del año los simpatizantes de esa organización obrera protagonizaran actos llamativos de protesta para llamar la atención de los medios de comunicación. En esa ocasión, su modo de actuar cuando al querer irse sin pagar los productos se encararon con los empleados, les supuso no solo la acusación de la Fiscalía, sino una censura de esa actividad por parte de IU que se desmarcó de la acción. El SAT distribuyó esos alimentos posteriormente a una ONG sevillana.

“Fue una acción simbólica con la que queríamos llamar la atención de la opinión pública sobre la alarmante situación de pobreza de Andalucía”, ha señalado Sánchez Gordillo -que ya fue absuelto por esos mismos hechos en 2014- esta mañana durante una concentración de apoyo a sus compañeros frente a los juzgados de Sevilla. Entre los sindicalistas que han llegado al acuerdo con la Fiscalía se encuentran Andrés Bódalo, candidato de Podemos al Congreso por Jaén en 2015 y que disfruta del tercer grado penitenciario tras ser sentenciado a tres años y medio de prisión por agredir a un concejal de Jódar (Jaén), o Francisco Molero, que cumple una condena de cinco años por la acción Rodea el Congreso.

En la primera jornada de la vista oral solo ha declarado uno de los sindicalistas acusados que el día del asalto se quedó fuera del supermercado. Reina, que se encontraba también a las puertas de los juzgados, ha insistido a preguntas de los periodistas que el SAT siempre ha sido pacífico. “No aceptamos que se hable de robo con violencia”, ha recalcado.

La Fiscalía sostiene en su escrito que los acusados entraron el 7 de agosto en el Mercadona y “tras cargar una veintena de carros” cuyo contenido estaba valorado en 1.400 euros, quisieron irse “sin pagar”. Cuando varios empleados “se interpusieron”, los sindicalistas “los acometieron de forma tumultuaria” y “agredieron” a alguna de las trabajadoras, provocándoles contusiones y crisis de ansiedad.

Cinco de esos empleados que han declarado en el juicio esta mañana -físicamente y a través de videoconferencia- han reconocido que temieron por su integridad física y han coincidido en que todos se comportaron de manera agresiva y que recibieron insultos por su parte. Mañana están llamados a testificar los policías nacionales citados por la defensa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >