Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las vidas políticas paralelas de los ‘padres coraje’ de PP y Vox

El padre de Marta del Castillo anuncia su baja del partido de extrema derecha meses después de que el de Mari Luz denunciara no haberse sentido arropado por la dirección popular

Antonio del Castillo atiende a la prensa el pasado 10 de febrero de 2020.
Antonio del Castillo atiende a la prensa el pasado 10 de febrero de 2020. EFE

El anuncio de Antonio del Castillo, el padre de Marta, la joven asesinada en Sevilla en 2009, de que iba a apoyar a Vox en las elecciones andaluzas fue considerado en octubre de 2018 como un golpe de efecto de Santiago Abascal sobre el PP, el partido que siempre había dado voz a las reivindicaciones penales de Del Castillo. Un mes después, el líder de los populares, Pablo Casado, contrarrestaba el efecto mediático del fichaje de la formación de extrema derecha, anunciando que Juan José Cortés, el padre de la niña Mari Luz, a la que un pederasta quitó brutalmente la vida en 2008, se incorporaba a las filas del PP.

Ayer, Del Castillo comunicó por Twitter, la misma vía que empleó para informar de su alta, que se daba de baja como militante de Vox: “hubo cosas que no me gustaron políticamente hablando”, escribió en la red social. Su decisión llega apenas tres meses después de que Cortés insinuara a través de Facebook que la falta de apoyo por parte de su partido había propiciado que se quedara sin escaño en el Senado. “Ya era cadáver antes de entrar en la UCI”, escribía el 11 de noviembre. A este diario le concretaba que no se había sentido arropado, especialmente por el PP andaluz.

La trayectoria política de dos de los padres coraje más mediáticos de España ha sido muy diferente. Del Castillo dejó muy claro, tras anunciar su apoyo a Vox, que no entraría en política y que el partido contaría con su apoyo en ocasiones puntuales. Durante la campaña andaluza apenas tuvo protagonismo y en este año largo como militante del partido de ultraderecha tampoco ha participado en ningún evento relevante, salvo en actos a favor de la prisión permanente revisable, aunque sí se ha pronunciado en redes sociales a favor de determinados postulados de Vox y de su líder nacional.

Si cuando expresó su adhesión a la formación de Abascal no especificó el porqué, tampoco ha querido ser más explícito sobre las razones de su baja. “No voy a explicar los motivos de quitarme de Vox, al igual que no expliqué los que me llevaron a apuntarme al partido”, ha indicado Del Castillo a este diario en un tono cortante pero cortés, informa Javier Martín-Arroyo. Desde el grupo de extrema derecha en Sevilla han manifestado su sorpresa y aseguran que no tenían constancia de su malestar. Vox Sevilla asegura que el padre de Marta no solía asistir a las reuniones y que no era un militante activo.

El caso del padre de Mari Luz fue muy distinto. Su presentación como nuevo miembro del PP la hizo Pablo Casado en Huelva, la localidad de Cortés, en un acto con los candidatos al Parlamento andaluz. Su designación como candidato al Senado en las generales de 28 de abril molestó en el PP andaluz porque desplazaba a otros líderes populares onubenses. En esa campaña, su presencia se convirtió en viral tras un acto electoral en el que llamó Pedro a Pablo Casado y Pedro Iglesias a Sánchez. En la siguiente cita con las urnas, su papel fue mínimo, propiciado por la dirección regional. Cortés resultó ser el candidato al Senado por el PP menos votado por la provincia de Huelva, quedándose sin escaño.

El padre de Mari Luz se ha desvinculado de la vida política activa, pero a diferencia del de Marta del Castillo, no se ha dado de baja en el PP. En estos meses parece haber digerido sus malos resultados electorales. En redes sociales ha compartido fotos de su presencia en el Congreso durante la sesión de investidura de Pedro Sánchez y mensajes en los que felicita a los nuevos senadores de su partido, lamentando no poder ser uno de ellos. También se ha prodigado a favor del veto parental, una medida defendida por Vox a quien dio la enhorabuena por sus buenos resultados electorales en 28-A.

Más allá de sus líneas equidistantes en el ámbito político, la defensa de la aplicación de la prisión permanente revisable es una lucha en la que ambos convergen. La decisión de Del Castillo coincide con su reciente petición de la reapertura judicial del caso sobre la muerte de su hija.

Juan José Cortés junto a Pablo Casado.
Juan José Cortés junto a Pablo Casado.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >