Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iratxe García: “La gran mayoría de los socialistas votará a favor de retirar la inmunidad a Puigdemont”

La presidenta del grupo socialdemócrata en la Eurocámara defiende que el diálogo con el independentismo "es compatible" con que la justicia actúe

Iratxe García, eurodiputada socialista y presidenta del grupo de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo.
Iratxe García, eurodiputada socialista y presidenta del grupo de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo.

Iratxe García (Barakaldo, Bizkaia, 45 años) alcanzó el pasado julio la presidencia del grupo socialista en el Parlamento Europeo, un triunfo logrado tras 15 años como europarlamentaria. A la dirección del segundo grupo más grande de la cámara (con 154 escaños) añade ahora la responsabilidad de lidiar con la presencia de Carles Puigdemont y Toni Comín como eurodiputados. García se resiste a que el expresidente de la Generalitat, prófugo de la justicia, se apodere de su agenda. Pero reconoce que la tramitación de la solicitud de suplicatorio del Tribunal Supremo para levantar la inmunidad de los dos eurodiputados le obligará a un ejercicio de pedagogía entre sus colegas europeos.

Pregunta. ¿Va a ser esta la legislatura de Puigdemont?

Respuesta. No, esta tiene que ser la legislatura de la Europa que avanza en los grandes desafíos mundiales, la Europa que lidera la lucha contra el cambio climático, la Europa de los derechos sociales, las libertades y el Estado de derecho. No podemos permitir que una cuestión puntual como es el caso de Puigdemont condicione ni la agenda europea ni la agenda de España en Europa. Como país, tenemos muchísimo más que aportar.

P. ¿Cree que el conflicto sobre la presencia de Puigdemont daña la imagen de España? ¿Les perjudica en Bruselas?

R. No. Creo que ahora mismo es un tema que está en la agenda pública de la UE y, por ello, debemos hacer un trabajo importante de pedagogía. Pero no creo que influya negativamente. Condicionaba más la situación de bloqueo político, que ahora está resuelta. Ha sido un respiro para España y para Europa.

P. Hace dos años, tras el referéndum del 1-O, los eurodiputados españoles del PP, socialistas y Cs se coordinaron para contrarrestar el avance del discurso independentista en las instituciones europeas. ¿Existe ahora esa coordinación de cara, por ejemplo, al suplicatorio?

R. Espero que los partidos que ahora están en la oposición, aquellos que dicen ser tan patriotas, actúen con la misma lealtad al país y al Gobierno como nosotros en aquel momento. Me temo que en algunos casos no va a ser así. Por nuestra parte, estamos intentando trabajar con todos. De momento estamos cooperando.

P. No parece que vaya a ser un suplicatorio más...

R. Es verdad que se produce en el contexto de una situación que ha provocado un debate político en Europa. Pero también es verdad que Europa y sus instituciones, a lo largo de estos años, han dejado muy clara su posición a favor de que el asunto se resuelva en el ámbito de nuestro país. Y ahora se incorpora un elemento importante, que es un Gobierno como el actual, que quiere hacer del diálogo un espacio de encuentro para resolver este conflicto. Es un elemento nuevo que ha sido bien aceptado por una parte importante de la opinión pública europea. Y ese es el mejor argumento que tenemos para defender que no puede ser incompatible buscar espacios de diálogo político con dejar que la justicia actúe.

P. ¿Teme que Puigdemont intente reventar ese diálogo si avanza el suplicatorio?

R. Espero, por el bien de Cataluña y de España, que todos los actores que tienen que formar parte de ese diálogo lo hagan con responsabilidad y entendiendo lo mucho que nos estamos jugando.

P. ¿Tiene garantías de que los socialistas europeos respaldarán el suplicatorio?

R. Estoy segura de que la gran mayoría del grupo de Socialistas & Demócratas va a apoyar esta cuestión porque entienden perfectamente lo que es la defensa del Estado de derecho y que esa defensa debe ser compatible con el diálogo.

P. ¿Hay alguna delegación nacional que albergue más dudas?

R. No, hay personas en concreto que quieren más información y que nos la están requiriendo, pero no como delegaciones.

P. Más allá del suplicatorio, la legislatura ha arrancado con un Pacto Verde muy ambicioso. Una parte de la opinión pública, como se ha visto en Francia, teme el impacto de esa transición ecológica. ¿Puede derivar el Pacto Verde en una mayor desafección hacia sus partidos?

R. La lucha contra el cambio climático no es una opción, es una obligación. Pero no lo podemos hacer olvidando la dimensión social. No puede ser que la factura de esta transformación social y económica la paguen los trabajadores y las clases sociales con más dificultades.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Más información