Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia Nacional cree que el odio “movió” a los promotores de un acto contra la Guardia Civil en Alsasua

Descartado el enaltecimiento del terrorismo en el Ospa Eguna, se reenvía la causa a un juzgado ordinario

alsasua
Varios manifestantes representan en Alsasua un acto político de Cs durante el pasado Ospa Eguna.

El magistrado Ismael Moreno, titular del juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, tiene claro que el acto bautizado como Ospa Eguna, algo así como "el día de la expulsión", que se celebra en Alsasua (Navarra) se encuentra "movido" por el odio. Así lo afirma en un auto fechado el pasado 12 de noviembre, donde descarta que esta acción constituya un delito de enaltecimiento del terrorismo o humillación a las víctimas, pero aprecia un posible delito de odio contra el instituto armado. Por ello, en contra del criterio inicial de la Fiscalía, envía la causa a un juzgado ordinario para que se investigue.

Como recuerda Moreno en su escrito, el Ospa Eguna se organiza en la localidad a finales de agosto de cada año. "La celebración consiste en comidas populares, bailes, pasacalles, especie de fallas, representaciones teatrales… Con una notable participación popular", arranca el juez, que añade: "Pero siempre con una idea subyacente y un propósito claro, el de ir creando o alimentando un clima contrario y de rechazo a la Guardia Civil con el fin de que abandone el País Vasco y Navarra". Un acto que este verano la Fiscalía, tras recibir una denuncia de una asociación de guardias civiles y de la asociación Dignidad y Justicia, pidió que se prohibiera al considerar que con él se busca "la humillación, el acoso y el fomento del odio" contra los miembros del instituto armado y sus familias.

El magistrado rechazó entonces impedir su celebración, pero abrió diligencias para investigar el acto promovido en el municipio donde un grupo de jóvenes agredió a dos guardias civiles y sus novias en un bar durante la madrugada del pasado 15 de octubre de 2016. Y, ahora, aunque reconoce la "gravedad" de los hechos, Moreno descarta que esta iniciativa suponga un delito de enaltecimiento del terrorismo o humillación a las víctimas. "Falta el ánimo concreto y el dolo necesario como para entender que tuvieran dicha naturaleza", escribe el juez.

El instructor aprecia, en cambio, un delito de odio previsto en el artículo 510.1 del Código Penal, donde se castiga a quienes "públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo". Según los informes policiales recabados, el Ospa Eguna se ha convertido en el principal motor promoviendo y divulgando el odio, no solo a través de las redes sociales o Internet, sino también mediante la constante aparición de pintadas, carteles, pancartas o pasquines en numerosas calles de la localidad" que se encuentran "motivados por el discurso del odio" contra el instituto armado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información