Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo recupera por los pelos el primer puesto y vuelve el BNG

Ciudadanos pierde los dos diputados que tenía y Vox se queda de nuevo sin escaños en Galicia

Alberto Núñez Feijóo valora los resultados, el domingo por la noche en Galicia. En vídeo, resumen y reacciones de la jornada electoral.
Santiago de Compostela

En el territorio de la derecha templada, las votaciones de este domingo han dejado un ascenso del PP, la desaparición de Ciudadanos seis meses después de obtener el mejor resultado de su historia y otro avance sin escaños de Vox. Los populares recuperan por los pelos en Galicia el primer puesto que les arrebató el PSdeG-PSOE en abril, cuando Pablo Casado se lanzó a conquistar la España “de la familia y las banderas en los balcones” para disgusto de Alberto Núñez Feijóo.

El partido de Feijóo ha logrado solo unos 16.000 votos más, pero gana un diputado gracias a la debacle de Ciudadanos. El batacazo del partido de Albert Rivera se ha traducido en Galicia en la pérdida de sus dos representantes y en el sorpasso de Vox. Los populares le arrebatan a Cs su acta por Pontevedra y pasan así de nueve a diez escaños. Pese a empatar con los socialistas en número de asientos, el PP los supera por 10.000 papeletas y vuelve a ser la fuerza más votada a 10 meses de las autonómicas de 2020, con casi un 32% de los apoyos, cinco puntos más que hace seis meses, aunque nueve menos que en 2016.

El PSdeG se deja en seis meses cerca de 70.000 sufragios, pero menos de un punto porcentual. El líder de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero, ha interpretado el resultado como "un jarro de agua fría" para Feijóo, porque "las derechas en Galicia tienen el mismo nivel de apoyo que en abril" -un 44%, ha concretado, sumando a PP, Vox y Ciudadanos- frente a una "mayoría amplia de voto progresista liderada por el PSdeG que supera el 50% de los apoyos" junto a Galicia en Común y BNG. Feijóo, por su parte, ha lamentado que no se pueda "garantizar la gobernabilidad" a nivel estatal y ha llamado a la "responsabilidad" en "este panorama incierto, si cabe más que anteriormente".

Además de la victoria del PP, la otra gran novedad de la repetición electoral es que el nacionalismo gallego regresa al Congreso de los Diputados. Después de que ningún diputado soberanista lograse acta en abril debido a la ruptura de la marca gallega de Podemos (Galicia en Común) con el partido nacionalista de Xosé Manuel Beiras (Anova), el BNG obtiene un escaño por A Coruña con una campaña en la que ha acusado a Unidas Podemos de no defender los intereses de Galicia.

Pontón junto a Rego, nuevo diputado del BNG en Madrid.
Pontón junto a Rego, nuevo diputado del BNG en Madrid.

El resultado del BNG refuerza a la formación liderada por Ana Pontón de cara a las autonómicas que se celebrarán dentro de 10 meses. Y supone un triunfo de la izquierda sobre la ultraderecha, ya que el asiento de los nacionalistas gallegos por la circunscripción coruñesa se lo disputaron a Vox, que sube algo más de dos puntos en porcentaje de voto. "Galicia va a estar representada y defendida como se merece", ha afirmado Pontón en su comparecencia junto al diputado electo, Néstor Rego. "Esto es una respuesta a las agresiones centralistas".

Galicia en Común, integrada por Podemos y Esquerda Unida, retiene sus dos actas para Antón Gómez-Reino y Yolanda Díaz, estrechos colaboradores de Pablo Iglesias, pero pierde casi 55.000 apoyos. Díaz ha atribuido este descenso de votos a la "fragmentación de la izquierda" y ha señalado a formaciones que no lograron representación, en alusión al partido de Íñigo Errejón. Las votaciones suponen otro fracaso en su tierra de nacimiento para Carolina Bescansa, que concurría como número uno de Más País por A Coruña tras ser derrotada en las primarias para dirigir Podemos Galicia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información