Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición exige a la Junta depurar responsabilidades por la muerte del joven atado en un centro de menores

El vicepresidente andaluz, Juan Marín, pide “no especular” sobre el suceso ocurrido en Almería

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, en el Parlamento andaluz.
El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, en el Parlamento andaluz.

Adelante Andalucía ha reclamado este jueves al vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, que “depure responsabilidades” por la muerte del joven que murió atado en el centro de menores Tierras de Oria (Almería) con “signos asfixiáicos generales”, según el informe preliminar de la autopsia, tras la contención de seis guardas jurados. “Debe aclarar si la brutalidad va a seguir siendo la pauta dominante en la política de jóvenes tutelados por la Administración andaluza”, ha reclamado a Marín la diputada de Adelante Andalucía Maribel Mora.

Días después de la muerte del joven, Ilyas T., de 18 años, ocurrida hace una semana y media, Marín aludió a un posible infarto tras un proceso de convulsiones. A pesar de los intentos del personal por auxiliarle, el joven sufrió una parada cardiorrespiratoria, según relató el responsable de Justicia de la Junta andaluza. Sin embargo, el informe preliminar ha señalado “un corazón aparentemente normal con dilatación de ambos ventrículos, tricúspide [una válvula cardiaca] muy fina y sonrosada”.

Ante las versiones contradictorias, Marín ha pedido prudencia y “no especular” sobre el caso para no interferir en la investigación judicial. “No hay informe de autopsia. No sé si hay un avance, cuando un forense lleva una actuación en una situación así, pide informes para descartar la posibilidad de la asfixia o de consumo de estupefacientes. En base a eso, la información nos ha alarmado”, afirmó el vicepresidente este jueves. Tras el informe preliminar, los análisis de toxicología determinarán con exactitud las causas que provocaron la muerte del joven.

Marín precisó que los protocolos funcionaron en este caso “como estaban establecidos” ante una situación con una persona “violenta” y que estaba “autolesionándose". El joven estaba haciéndose un tatuaje en un brazo de manera rudimentaria e hiriéndose, y al llamarle la atención reaccionó supuestamente de manera violenta, tras lo que se le aplicó el protocolo de contención, según el relato del padre de uno de sus compañeros.

Mora ha censurado “la opacidad de los portavoces de la Administración andaluza y sus argumentos, desmentidos por los informes periciales, que dejan claro que el asunto no está siendo tratado con la seriedad que merece la muerte de un joven de 18 años mientras permanecía bajo responsabilidad de la Junta de Andalucía”. “Solo la grabación en vídeo del suceso permitirá esclarecer hasta qué punto la muerte de Ilyan pudo haberse evitado”, ha añadido la diputada de Podemos.

El responsable de Justicia del Gobierno andaluz ha explicado que su Consejería ha solicitado visionar una copia del vídeo grabado en la habitación del joven durante la intervención de los guardas, pero aún no lo han recibido. “Nos llegará muy pronto”, ha avanzado. La Consejería dispone de 15 días para finalizar el informe de la investigación interna en marcha, que detallará el suceso al Juzgado de Instrucción único de Purchena, encargado del caso.

"Potencial homicidio imprudente"

La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado, personada como parte en el proceso judicial, estima que la muerte del joven fue un “potencial homicidio imprudente” debido al "uso excesivo de la fuerza” cuando los seis guardas de seguridad contuvieron al joven. “La asfixia mecánica puede haber generado la situación que le llevase a la muerte, sin descartar un escenario de consumo de tóxicos estupefacientes”, considera la asociación de apoyo a los inmigrantes.

La red considera “excesivo” la acción del personal e “ilógico” el hecho de adoptar medidas de contención cuando el joven carecía de “partes o actuaciones previas”. Sus abogados pedirán que declare ante el juez el personal que intervino para inmovilizar al joven, así como los responsables de ordenar la contención y los funcionarios de la Junta encargados del seguimiento del centro.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información