Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Investigan la muerte de un joven en un centro de menores de Almería

La asociación Ginso, que gestiona varios de esos espacios, acumula incidentes

Menores que viven en un parque de Hortaleza (Madrid).
Menores que viven en un parque de Hortaleza (Madrid).

El Juzgado de Instrucción Único de Purchena ha abierto una investigación para esclarecer las causas de la muerte de un joven de 18 años en el centro de menores Tierra de Oria (Almería). Según confirmó la delegación de Gobierno, los hechos se produjeron hacia las 15.30 de la tarde. Fuentes de la investigación señalaron que “tras permanecer atado más de media hora, todo indica que el chaval ha muerto de un infarto, no presenta signos de violencia”, detallaron. “No obstante, habrá que esperar el resultado de los análisis toxicológicos”, advirtieron, informa Patricia Ortega Dolz. Según las mismas fuentes, “estaba agresivo y aplicaron el protocolo de contención”. Tras el fallecimiento se ordenó la autopsia, se trasladó la noticia a la familia del joven y también al Juzgado de Menores que decretó en su momento las medidas sobre el interno.

Desde el gobierno autonómico se insiste en la existencia de estos protocolos y en la apertura de la investigación judicial que determinará si se llevaron a cabo o no conforme al plan de actuación previsto.

En 2011, en el centro de menores Teresa de Calcuta, gestionado por la misma organización asociación sin ánimo de lucro Ginso en la localidad madrileña de Brea de Tajo, se produjo un episodio muy similar al de ayer. El chaval tenía también 18 años y se llamaba Ramón. El informe forense mencionaba “un cuadro clínico de excitación previa al fallecimiento” como desencadenante de una muerte “con causa indeterminada” y “sin signos de violencia”.

Los antecedentes del centro almeriense, gestionado por Ginso desde 2003, están marcados por las denuncias tanto de los jóvenes que han estado recluidos como de sus ex trabajadores. Uno de los episodios más graves data de 2015 cuando se difundió un vídeo en el que se veía a dos menores atados boca abajo a una cama. Este material audiovisual derivó en la denuncia por parte del propio centro contra los presuntos autores y la plataforma Centrosdemenores.es por su difusión. Desde la plataforma Change.org se recogieron firmas pidiendo el cese de la dirección del centro.

En septiembre de ese año, la Fiscalía de Menores archivó el caso por entender que no había infracción alguna en las medidas de contención y de sujeción mecánica de los internos. Incluso, el entonces Defensor del Menor andaluz, Jesús Maeztu, achacó la grabación y difusión del vídeo a un “ajuste de cuentas de épocas anteriores”. También existen otras denuncias anteriores a 2015.

Ginso, que no respondió ayer a las llamadas de este diario, fue motivo de polémica en Madrid por presunta financiación ilegal del PP. Podemos denunció en diciembre de 2018 que llegaba dinero a la formación de Esperanza Aguirre a través de esa entidad, que gestiona el centro Teresa de Calcuta desde 2005 por concesión del gobierno regional.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >